El Hospital 12 de Octubre participa en el proyecto de GE Healthcare de reciclado de contraste yodado

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid es el primero de la región y uno de los primeros del país que colabora en un proyecto de reciclado de yodo, componente fundamental de los medios de contraste que son utilizados en muchas pruebas de imagen, como por ejemplo la tomografía computarizada, imprescindibles para el diagnóstico y seguimiento de múltiples patologías. Esta iniciativa, liderada por el Servicio de Radiodiagnóstico de este Hospital en colaboración con GE Healthcare, persigue contribuir a prevenir el desperdicio y favorecer la economía circular.

Los medios de contraste yodados son utilizados para mejorar la visualización de los diferentes órganos y de los vasos sanguíneos, por lo que son una de las sustancias más administradas en todos los hospitales del mundo. El programa de recolección de GE Healthcare, iniciado en Noruega en 2006, se ha implementado desde entonces en varios países del mundo y ahora llega al Hospital 12 de Octubre.

Hasta el momento, los sobrantes de los viales tras la realización de las exploraciones a los pacientes, se desechaban. Ahora, gracias a la puesta en marcha del proyecto, este Hospital recibe contenedores para reciclar de forma segura los restos no contaminados y, una vez llenos, se sellan y se devuelven a las instalaciones de GE Healthcare en Lindesnes, Noruega, utilizando las rutas de distribución existentes.

Una vez allí, el medio de contraste se recibe, se extrae el yodo contenido en el mismo y, se reutiliza para obtener nuevos lotes de contraste, reduciendo la huella medioambiental y disminuyendo las necesidades de materia prima nueva.

El yodo es un recurso no renovable, con una demanda global anual de más de 30 millones de kilogramos, de los que solo se recicla un 18 por ciento actualmente1. Esta gran demanda motiva que, en el caso de que hubiese en algún momento escasez, la producción de medios de contraste podría verse afectada, lo que se traduciría en un importante perjuicio para el gran número de pacientes que actualmente se benefician de este tipo de pruebas diagnósticas. De ahí la importancia de participar en un proyecto como este que promueve el reciclado de la sustancia para poder ser utilizada de nuevo.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.