El incendio de Arbo (Pontevedra) quema ya 400 hectáreas y el de Castrelo de Miño (Ourense) afecta a otras 200

Continúa activada la Situación 2 por la proximidad del fuego en Arbo y A Cañiza.

El incendio de Arbo (Pontevedra), que se inició en la aldea de Mourentán, ya quema 400 hectáreas; mientras que el de Castrelo de Miño (Ourense) hace lo propio en otras 200, según la última estimación provisional de Medio Rural.

En el caso del municipio pontevedrés, el fuego obligaba este sábado a activar la situación 2 de alerta por proximidad del incendio a un núcleo de viviendas de la parroquia de As Searas, aviso todavía activo.

El incendio se inició a las 3,17 horas de la madrugada de este sábado en la parroquia de Mourentán. En el lugar trabajan nueve helicópteros, 10 aviones, dos Unidades Técnicas de Apoyo, cinco palas, 39 motobombas, 54 brigadas, 19 agentes y siete técnicos. Además, se ha solicitado el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias.

También en Pontevedra permanece activo otro incendio, en el ayuntamiento pontevedrés de A Cañiza, concretamente en la parroquia de Oroso. Allí también se ha declarado la Situación 2 como medida preventiva por la proximidad del fuego a un polígono industrial.

Además, durante toda la mañana se han ido produciendo cortes de carreteras. Primero la A-52 y posteriormente la N-120, ambas abiertas ya al tráfico.

Este fuego se inició alrededor de la 1,00 horas y lleva calcinadas, por el momento, 25 hectáreas. Para su extinción se han movilizado a un técnico, nueve agentes, 17 brigadas, nueve motobombas, dos palas, nueve aviones y cinco helicópteros.

Esta pasada noche, alrededor de las 23,15 horas del sábado, también se declaraba otro en Ponteareas (Pontevedra), en la parroquia de Padróns. Según informa Medio Rural, ha sido estabilizado alrededor de las 10,00 horas de esta misma mañana con 20 hectáreas calcinadas. Se han empleado siete agentes, 14 brigadas, diez motobombas, una pala y un helicóptero.

CONTROLADO EL DE CASTRELO DE MIÑO

Por su parte, el fuego declarado en Castrelo de Miño (Ourense), en la parroquia de Barral, continúa bajo control –así desde la mañana del sábado– y quema unas 200 hectáreas. Trabajan en la zona dos técnicos, 41 agentes, 79 brigadas, 52 motobombas, cuatro palas, ocho aviones y 11 helicópteros. También se ha destinado al lugar una Unidad Técnica de Apoyo.

También en la provincia de Ourense se registraba esta tarde un fuego que obligaba a cortar, durante algo menos de una hora, el tráfico ferroviario por la línea convencional Santiago-Ourense, concretamente entre O Carballiño y O Irixo.

El corte sólo ha afectado a trenes regionales y se ha restablecido pasadas las 19,00 horas, tal y como han informado tanto ADIF como Medio Rural. La causa ha sido un fuego con origen en Boborás, en la aldea de Xurenzás.

Ha calcinado por el momento cinco hectáreas y en la zona están trabajando cuatro agentes, siete brigadas, tres motobombas, una pala, siete aviones y cuatro helicópteros.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.