El Papa reconoce a los indígenas que quiso ir a Canadá «como peregrino» pese a sus «limitadas posibilidades físicas»

Insiste en que se «prosiga en la búsqueda de la verdad y se progrese en la promoción de caminos de sanación y reconciliación»

ROMA, 29 (EUROPA PRESS)

El Papa ha reconocido que cuenta con unas «limitadas posibilidades físicas», sobre todo, debido al dolor que arrastra en la rodilla derecha y que le obliga a desplazarse en silla de ruedas, pero ha asegurado ante representantes indígenas con los que se ha reunido este viernes que para él era más importante viajar a Canadá para «impulsar la reconciliación» con ellos tras el daño que les infringió la Iglesia.

«He venido como peregrino, con mis limitadas posibilidades físicas, para dar nuevos pasos adelante con ustedes y para ustedes; para que se prosiga en la búsqueda de la verdad, para que se progrese en la promoción de caminos de sanación y reconciliación», ha asegurado Francisco en su última jornada en Canadá. «No he venido como turista», ha añadido.

Así, ha vuelto a lamentar «el dolor» que lleva «en el corazón por el mal que no pocos católicos les causaron apoyando políticas opresivas e injustas». El Papa se ha vuelto a referir así a las políticas de asimilación que se llevaron a cabo en los internados en Canadá donde se calcula que alrededor de 150.000 niños indígenas de entre 3 y 16 años fueron recluidos a la fuerza, y en muchas ocasiones en contra de la voluntad de sus padres, en las residencias escolares que estaban regidas por órdenes religiosas católicas, anglicanas y protestantes.

Un 46% de estos internados estaban encomendados a instituciones católicas. Allí, los menores sufrieron sistemáticos abusos físicos, sexuales y psicológicos. El hallazgo de centenares de tumbas sin marcar en varios de estos centros provocó consternación mundial y constató estos abusos.

El último día del Papa en el país ha arrancado con un encuentro privado con los miembros de la Compañía de Jesús en el Arzobispado de Quebec a las nueve de la mañana. Esta tarde pondrá rumbo hacia Iqaluit, el territorio de los Inuit en el Círculo Polar, donde mantendrá hacia las 16:15 (hora local) un encuentro privado con algunos alumnos de las ex escuelas residenciales.

FRANCISCO, EL PRIMER PAPA QUE MAS SE ACERCA AL CÍRCULO POLAR

El pontífice se ha despedido de los representantes de los pueblos originarios en la sede del arzobispado antes de viajar hasta la inmensa región de Nunavut, la última parada del Papa en el país, cerca del Polo Norte, donde viven 40.000 personas en dos millones de km2, de los que el 85% son inuits (antiguos esquimales). En la diócesis, hay unos 10.000 católicos que hablan inuktikut. Francisco será el primer pontífice que hasta el momento se haya acercado más al Círculo Polar.

«Si he venido animado por estos deseos, regreso a casa mucho más enriquecido, porque llevo en el corazón el tesoro incomparable hecho de personas y de pueblos que me han marcado; de rostros, sonrisas y palabras que permanecen en mi interior; de historias y lugares que no podré olvidar; de sonidos, colores y emociones que vibran fuertes en mí», ha manifestado el Papa.

«En un mundo que lamentablemente es tan a menudo individualista, ¡qué valioso es ese sentido de familiaridad y de comunidad que es tan genuino entre ustedes! ¡Y qué importante es cultivar bien el vínculo entre los jóvenes y los ancianos, y custodiar una relación sana y armoniosa con toda la creación!», ha dicho a continuación.

Francisco ha llamado en definitiva a «tejer una reconciliación que garantice los derechos de los más vulnerables y sepa mirar la historia sin rencores ni olvidos».

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.