El Parlament reprueba al consejero de Interior tras la polémica con la cúpula de los Mossos d’Esquadra

La reprobación sale adelante con el apoyo de PSC, Vox, Cs y PP, y la abstención de comuns y Junts

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlament ha reprobado este jueves la «actuación» del conseller de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, al frente de la Conselleria, tras las polémicas por los cambios en la cúpula de los Mossos d’Esquadra y el cese del comisario jefe de la policía catalana, Josep Maria Estela.

Es un punto de una moción del PSC que ha salido adelante con el apoyo de Cs, PP y Vox y la abstención de Junts y comuns, mientras que ERC y la CUP han votado en contra.

El Parlament también ha instado al Govern a «abstenerse de hacer más intromisiones en el organigrama de los Mossos para evitar prolongar la incertidumbre» que, para la Cámara, generaron los cambios en la prefectura, las comisarías superiores, las divisiones y regiones policiales que promovió Interior.

Además, ha instado al Ejecutivo catalán a presentar en un máximo de 30 días el Plan general de seguridad de Catalunya 2023-2025, y a firmar un convenio con el Ayuntamiento de Barcelona para que la Guardia Urbana pueda recibir denuncias de víctimas de violencia de género.

En cambio, el Parlament ha rechazado proclamar que la «orientación política» de la seguridad se define a través del plan general de seguridad de Catalunya y no con los nombramientos y ceses, y declarar que parte de los cambios en la cúpula fueron unilaterales y no justificados, como pedía el PSC.

En la misma moción, la Cámara catalana ha reprochado al Govern no haber desplegado la dirección general de coordinación de policías locales ni activado mecanismos para cobrar multas de tráfico a ciudadanos europeos de paso, con lo que se han dejado de recaudar unos 5 millones de euros.

El debate y votación de esta moción sobre la gestión de la Conselleria de Interior coincide con la recta final de la comisión del Parlament estudio del modelo policial, a la que varios grupos se han referido para defender sus tesis acerca de la relación que debe haber entre la policía, el Parlament y el Govern.

ERC ACUSA A PSC DE APOSTAR POR UNA POLÍTICA «DE DERECHAS»

El diputado de PSC-Units Ramon Espadaler ha sostenido que su grupo ha presentado esta moción por responsabilidad y no como ejercicio de frivolidad ni táctico, tras una gestión «torpe» de la policía catalana por parte de Elena e injerencias en los Mossos que han desestabilizado al cuerpo, en sus palabras.

«Intuyo, honorable conseller, que acabará solo, tal y como empezó en esta legislatura: solo en manos de la CUP», ha dicho Espadaler, que fue conseller de Interior en el Govern de Artur Mas entre 2012 y 2015.

Desde Junts, Jeannine Abella ha considerado que la gestión de Interior debe mejorar por el bien de la seguridad de los catalanes, pero ha sostenido que, con esta moción, el PSC ha trasladado el debate sobre ello a lo personal, «en una guerra entre el conseller del Govern en la sombra y del Govern en minoría» en la que –ha dicho– su partido no va a usar a los Mossos como arma arrojadiza.

«No entraremos en la lógica de la reprobación, entre otras cosas porque creemos que estamos delante de un debate más partidista que político», ha dicho Marc Parés (comuns), que ha criticado que mandos de los Mossos expresaran en la comisión de estudio reticencias a un modelo trazado conforme a decisiones políticas y ha añadido que están al lado de Elena en la defensa de una dirección coral.

El ‘cupaire’ Xavier Pellicer ha afeado al PSC plantear la reprobación sobre el conseller y no sobre políticas concretas en materia de Interior, como el envío de antidisturbios a desahucios, y ha acusado a los socialistas de boicotear la comisión de estudio del modelo policial erigiéndose en «portavoz» de las reivindicaciones de los sindicatos policiales.

Lluïsa Llop (ERC) ha reivindicado la apuesta de Elena por feminizar el cuerpo, incrementar la plantilla de Mossos y por intentar revertir los recortes en policía local tras los años en los que Interior estuvo en manos de CDC –ha dicho textualmente– y ha acusado al PSC de presentar una moción «con objetivos partidistas que buscan una política de seguridad de derechas».

Desde Cs, Matías Alonso ha afirmado que comparten con el PSC la que Elena ha llevado a cabo una mala gestión al frente de Interior con decisiones arbitrarias, en sus palabras, como el cese y recolocación del mayor Josep Lluís Trapero: «Una persona que ha pasado de ser promovida como un héroe a ser vilipendiado, a un intento de postergarlo a una actividad poco más que vegetativa».

El diputado de Vox Sergio Macián ha criticado que Elena aún no haya aclarado los cambios en la cúpula de Interior que terminaron con el comisario Eduard Sallent al frente de los Mossos, y ha recordado al PSC que en Barcelona son ellos quienes están al frente de la concejalía de Seguridad: «Si quisieran luchar contra la delincuencia, tendrían la valentía de dar una respuesta política y policial».

Con él ha coincidido Alejandro Fernández (PP), que ha sostenido que el PSC hace en Barcelona «exactamente lo mismo» que reprochan Elena en esta moción, de la que han votado a favor porque su grupo parlamentario apoya los textos y no las intenciones, ha subrayado.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.