El PNV ve «de vergüenza» el clima del Congreso y exige a la Presidencia tomar medidas en vez de llamar a «portarse bien»

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, considera «de vergüenza» el ambiente que se vive en el hemiciclo y culpa de ello «en un 98%» a Vox, al que achaca «agresividad, insultos y provocación». A su juicio, la Presidencia de la Cámara en cada momento, sea Meritxell Batet o quien la sustituya, puede hacer más para evitar estos episodios ya que tiene potestad para tomar medidas como cortar la palabra, en vez de seguir con sus llamadas a «portarse bien».

El último incidente ha sido el ataque de la diputada de Vox Carla Toscano a la ministra de Igualdad, Irene Montero, de quien dijo este miércoles que «su único mérito es haber estudiado a fondo a Pablo Iglesias», fundador de Podemos y su pareja. Esa frase provocó una monumental bronca en el Pleno del Congreso y diputados de todos los demás grupos han criticado la actuación de la representante de Vox.

En declaraciones en el Congreso, Aitor Esteban ha dicho que el ataque a Montero fue «una vergüenza», pero considera que este tipo de excesos son una constante esta legislatura y no sólo son por una dialéctica machista. «Esto se ha convertido en una tasca de mala muerte», se lamenta, subrayando que «agredidos han sido muchos» y no solo la ministra Montero.

A su juicio, «en el 98%» de los casos los incidentes se generan por intervenciones de Vox por su «agresividad, insultos y provocación» hacia los demás grupos parlamentarios. «Es una auténtica vergüenza y Vox se ha pasado l.000 pueblos», resume.

QUE BATET «HAGA SU TRABAJO»

Pero el dirigente nacionalista hace en parte responsable de este clima a la presidencia del Congreso que, en su opinión, podría hacer más para detener estos incidentes y tiene mecanismos que contempa el Reglamento.

Según Esteban, una vía sería llamar a la cuestión al diputado que se exceda, que permite detener la intervención al parlamentario e incluso retirarle palabra, pues cree que en su día se dejó de utilizar «y mira las consecuencias». «Quien lo tiene que cortar es la Presidencia, pero no con llamamiento de ‘vamos a portarnos bien’, sino que hagan su trabajo», ha concluido.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.