El presunto violador en serie de Guipúzcoa dice que se encontraba «fuera» de Euskadi cuando se produjo la agresión

SAN SEBASTIÁN, 19 (EUROPA PRESS)

El presunto violador en serie de Guipúzcoa, que este lunes se enfrenta a un tercer juicio por agresiones sexuales, en esta caso por las cometidas en las localidades guipuzcoanas de Andoain, Anoeta y Tolosa entre 2012 y 2013, ha negado ser el autor de las mismas porque en esas fechas se encontraba «fuera» de Euskadi visitando a su madre.

El tercer juicio en su contra ha comenzado este lunes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa. Además del acusado, de origen rumano y que ya ha sido condenado a 21 años de prisión por sendas agresiones en Beasain y Lasarte-Oria, han declarado también en la sesión de hoy las víctimas, aunque lo han hecho a puerta cerrada, y varios ertzainas.

En su declaración, el acusado ha negado ser culpable de las agresiones ya que, según ha dicho, «era imposible» ser el autor de las mismas porque «en estas fechas estaba fuera». Así ha señalado que del 15 de agosto al 15 de septiembre estaba «fuera, con mi madre», ya que era en esas fechas cuando tenía vacaciones en su trabajo de mantenimiento industrial en una empresa.

«A partir del 15 de agosto hasta el 30 de septiembre siempre estaba fuera con mi madre, en Rumanía o Albania, desde que se murió mi padre en 2010. Como estaba trabajando todo el año en mantenimiento sin fiestas, sin navidades, sin semana santas, me cogía un mes o un mes y medio de vacaciones», ha explicado el acusado, que únicamente ha contestado a su abogado.

La Fiscalía solicita para el acusado 28 años y diez meses de prisión por un delito de violación y dos de tentativa de violación. La primera agresión tuvo lugar en 2012 en Andoain y atacó a la mujer con un espray de pimienta, a la que bajó la ropa interior pero no penetró aunque se masturbó.

La segunda de las agresiones se produjo también en 2012, esta vez en Tolosa, y en esta ocasión golpeó a la mujer y le robó la cartera, mientras que en el tercer caso el ataque fue en Anoeta en septiembre de 2013, y en este caso utilizó un pañuelo para ponerle en la boca una sustancia tóxica que hizo perder la consciencia a la víctima, a la que posteriomente violó.

El acusado, de 39 años, fue detenido el 19 de julio de 2019 en Lazkao tras cometer una violación en Beasain seis días antes. La investigación permitió detener a este sospechoso, que estaba supuestamente vinculado con numerosos delitos sexuales en distintos lugares de Gipuzkoa desde 2012.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.