El Supremo avala la reserva de licitaciones públicas sólo para los centros especiales de empleo de iniciativa social

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo ha avalado la sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal de Justicia de Cataluña validando la reserva de licitaciones públicas sólo para los centros especiales de empleo de iniciativa social, que había sido recurrida por la Confederación Nacional de Centros Especiales de Empleo (CONACEE).

El Supremo considera justificado y razonable que el Convenio Colectivo del sector introduzca un régimen salarial diferenciado entre las distintas tipologías de centros especiales de empleo, y manifiesta que, desde la negociación colectiva, con el respaldo de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social, se está queriendo dar mayor relevancia a las entidades cuyo modelo responde de forma más relevante y efectiva a la iniciativa social.

En su sentencia, recogida por Europa Press, determina que en la postura tomada por los órganos judiciales anteriores no se atiende meramente a la titularidad del centro, sino que justifica su decisión en base al régimen de financiación y, en concreto, al destino de los beneficios de la actividad empresarial.

CONACEE ha lamentado esta decisión y ha reiterado su rechazo a esta por parte de sindicatos y de patronales del mundo Asociativo de la Discapacidad que, según han explicado, creen que no se ha aprovechado una «oportunidad de equiparar a todos los trabajadores de los Centros Especiales de Empleo».

En el lado contrario se encuentra la Federación Empresarial Española de Asociaciones de Centros Especiales de Empleo (FEACEM), quien ha celebrado esta situación y ha declarado que la sentencia es de «gran importancia» porque «viene a ratificar la naturaleza diferenciada de los CEE de iniciativa social respecto a los de iniciativa privada, y reconoce su finalidad social reforzada».

El presidente de FEACEM, Daniel-Aníbal García, que ha insistido en que el empleo «es una de las principales herramientas para que estas personas puedan desarrollar sus proyectos de vida», también ha insistido en que «como se pone de manifiesto en reiteradas sentencias recaídas en diversas jurisdicciones, la diferenciación entre centros especiales de empleo de iniciativa social y centros especiales de empleo de iniciativa empresarial está plenamente justificada».

«Se trata de dos realidades distintas que permiten un tratamiento diferenciado y, en ningún caso, discriminatorio», ha concluido.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.