El valor de las empresas también se mide por su contribución a la sociedad

La responsabilidad social es una característica que debe ser impulsada desde los negocios, sean de tipología pública o privada. La inclusión laboral de personas con discapacidad es una de las alternativas que tienen las organizaciones para contribuir en la sociedad.

El equipo del Centro Especial de Empleo Vivva trabaja para fomentar la responsabilidad social en las empresas. Esta organización, formada por un grupo de empresas fundadas hace más de 10 años, busca atender las necesidades de las personas con discapacidad en el ámbito laboral. 

La iniciativa de Centro Vivva apunta a la responsabilidad social de las empresas

El crecimiento económico no es el único elemento que pueden aportar las empresas. Con el cambio de época, la capacidad de generar riqueza debe verse acompañada de políticas laborales que contribuyan a la sociedad. Por tal motivo, cada vez son más las compañías que modifican su planificación en temas sociales y ambientales.

El objetivo a largo plazo es consolidar un modelo empresarial basado en la justicia y la sostenibilidad. Para ello, es importante contar con acciones que impacten positivamente en la sociedad y el planeta con la fabricación y venta de productos y servicios desarrollados desde una estructura responsable.

En medio de un contexto marcado por la deshumanización y el crecimiento desmedido, las empresas con un propósito social son una alternativa para equilibrar las fuerzas. En consecuencia, el Centro Especial de Empleo Vivva actúa como un impulsor para que empleadores y empleados se alineen en este propósito.

Beneficios de los centros especiales de empleo para la construcción de una sociedad inclusiva

El fomento de la inclusión laboral de las personas con discapacidad es el principal beneficio que desempeñan los centros especiales de empleo. Sin embargo, su función también produce cambios en la sociedad, ya que contribuyen al bienestar social de los trabajadores con discapacidad y les brinda una oportunidad para crecer profesionalmente.

De acuerdo con las estadísticas, en España, el 71 % de los contratos firmados por personas con discapacidad se efectúan gracias a la intermediación de organizaciones dedicadas a esta labor. En ese sentido, los centros especiales de empleo toman fuerza como un agente dinamizador de la economía.

Por otra parte, se convierten en herramientas para contribuir en el desarrollo emocional de las personas con discapacidad. Esto ocurre porque el espacio laboral es uno de los pocos lugares en donde los empleados en esta condición pueden relacionarse con otras personas y fortalecer su salud emocional.

El cambio en la dinámica empresarial refleja la necesidad de que las empresas no concentren sus esfuerzos únicamente en la generación de riqueza, sino también en adoptar políticas que contribuyan a la sociedad. Desde el Centro Vivva, los empleadores cuentan con asesoría personalizada para incluir a las personas con discapacidad, con el fin de fomentar la responsabilidad social.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.