El Vaticano vende el edificio de Londres que fue adquirido de forma irregular por 186 millones de libras

Los fondos del Óbolo de San Pedro, un fondo que recoge las donaciones para la caridad del Papa, no han resultado afectados por la operación.

El Vaticano ha informado en un comunicado de que ha vendido el edificio de Londres, adquirido de forma irregular en una operación que acabó en estafa que ha sentado en el banquillo de los acusados al destituido cardenal italiano, Angelo Becciu, por un total de 186 millones de libras.

«En los últimos días la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica ha completado la venta a Bain Capital del edificio de Sloane Avenue número 60 en Londres, con unos ingresos totales de 186 millones de libras. La Secretaría de Economía siguió todo el procedimiento en sus diferentes etapas», se lee en el comunicado.

La Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica Sede Apostólica (APSA) ha especificado además que las pérdidas acarreadas por la operación –que, según estimaciones del propio Vaticano, suman 217 millones de euros– no han tocado los fondos del Óbolo de San Pedro, un fondo que recoge las donaciones para la caridad del Papa. Según datos de la Santa Sede, esta reserva económica recaudó el año pasado 46,9 millones de euros provenientes en su mayor parte de fieles de Estados Unidos, mientras que acumuló unas pérdidas en concepto de gastos de 18 millones.

«Las pérdidas sufridas en comparación con lo gastado en la compra del edificio fueron conferidas a la reserva de la Secretaría de Estado, sin que en ningún caso en esta circunstancia afecte al Óbolo de San Pedro, y con él a las donaciones de los fieles», precisa el comunicado.

Del mismo modo, ha señalado que «para garantizar la transparencia y la independencia del proceso» para evaluar la venta, la Santa Sede ha contratado la asistencia de la agencia inmobiliaria Savills que fue seleccionada al final de un procedimiento de licitación pública lanzada en enero de 2021 bajo la supervisión de asesores inmobiliarios.

En septiembre de 2021, el APSA recibió una primera ronda de 16 ofertas, que fueron sometidas a la debida diligencia en los meses siguientes, seguida de una segunda ronda de otras 3 ofertas, también sujetas a la diligencia debida. «La transacción se concretó en los últimos meses con la elección del comprador y, finalmente, con la escritura de venta», ha informado el Vaticano.

El destituido cardenal italiano Angelo Becciu, que ocupó entre 2011 y 2018 uno de los cargos más poderosos del Vaticano en la Secretaría de Estado, ha defendido en todo momento su inocencia al declarar como imputado ante el tribunal del Vaticano.

El ex prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, a quien el Papa cesó de su cargo en septiembre de 2020 en un gesto insólito en el que le fueron también cancelados sus «derechos relacionados con el cardenalato» explicó en sede judicial su implicación en el escándalo financiero de Londres, es decir, la compra opaca de un lujoso edificio en Londres, en Sloane Avenue, con operaciones irregulares que incluyen malversación de fondos del Vaticano, según las investigaciones.

Los fiscales lo acusan de haber tejido a su alrededor una red de corrupción para pilotar inversiones vaticanas hacia fondos especulativos con sede en paraísos fiscales. La fiscalía del Vaticano señala en las investigaciones que transfirió hasta 100.000 euros del mismo Óbolo de San Pedro, que recoge las donaciones de los fieles a las obras de caridad del Papa y sobre el que tenía autoridad directa como Sustituto de la Secretaría de Estado, hasta la cooperativa Spes, cuyo representante legal es su hermano, Tonino Becciu. Esta suma estaría vinculada, según la versión de Becciu, a obras de reforma en la sede de Cáritas Ozieri (provincia de Sácer, en Cerdeña).

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.