Elevadores de cama para hoteles manuales y eléctricos, en la empresa Bed Lifter

El uso de camas tradicionales en los hoteles ha llevado a que muchas camareras de piso sufran lesiones musculoesqueléticas, a consecuencia de las posturas forzadas y del levantamiento de peso a la hora del aseo.

Por eso, es importante instalar elevadores de cama que ayuden a las trabajadoras a mantener una posición adecuada y a evitar el sobresfuerzo durante la realización de tareas como el cambio de sábanas.

Para dar respuesta a esta necesidad, la empresa Bed Lifter se especializa en la fabricación y distribución de estos equipos para el sector hotelero.

Un dispositivo que hace más fáciles las labores de limpieza

El uso de elevadores de cama para hoteles facilita las labores de limpieza, especialmente en áreas de difícil acceso, como la zona inferior de estas. Es aquí donde se observa la utilidad de estos dispositivos, que contribuyen a reducir el tiempo y el esfuerzo que se necesita para dejar las habitaciones en perfecto estado. Además, ofrecen un espacio de almacenamiento adicional dentro de la estancia, un beneficio extra que contribuye a la organización de los huéspedes.

En España, uno de los más conocidos fabricantes de estos mecanismos es la marca Bed Lifter, que ofrece a las empresas hoteleras la posibilidad de adquirir elevadores de cama con pedal o eléctricos. Esto permite convertir camas convencionales en elevables sin necesidad de hacer un gran gasto de dinero en comprar nuevas.

Adicionalmente, la empresa incorpora en su elevador de cama una tecnología denominada Bed Lifter Control. Se trata de un software de desarrollo propio que proporciona datos relacionados con el tiempo en el que los trabajadores ejecutan sus tareas de limpieza. Esto permite verificar diferentes parámetros de productividad, como el número de camas hechas o la cantidad de limpiezas, entre otros aspectos, los cuales pueden visualizarse en la plataforma de la empresa.

Beneficios de los elevadores de cama

Los elevadores de cama para hoteles convierten una cama convencional en elevable sin necesidad de desmontarla o reubicarla. Esto representa un gran ahorro para el sector hotelero en costes de almacenaje y gestión de residuos. Asimismo, la marca Bed Lifter, fabricante de estos dispositivos, ofrece dos opciones para adquirirlos según las necesidades del personal.

La primera se trata del elevador de cama manual o mecánico, que ajusta la altura del somier o el colchón y su base únicamente accionando un pedal. La segunda opción es el elevador eléctrico, una versión más avanzada que facilita a las camareras ajustar la altura de la cama simplemente presionando un interruptor.

Además, las camas elevables Bed Lifter poseen un dispositivo informático al que se le pueden incorporar sensores de alerta que registran e informan acerca de datos como la temperatura, la humedad, el ruido, la luz, la calidad del aire, el agua, el peso, la inclinación, la vibración, el pulso, el oxígeno en la sangre y la frecuencia cardíaca. En este sentido, resulta evidente que son muchos los beneficios para la salud, no solo de los empleados, sino también de los huéspedes del hotel.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.