Eliminar la grasa localizada con un tratamiento efectivo; lipólisis láser

Combatir el exceso de grasa corporal puede ser una tarea ardua y retadora. Aunque se lleve una dieta saludable y se haga ejercicio regularmente, hay depósitos de grasa que se mantienen en el cuerpo y no se quitan. Por suerte, la tecnología médica ha progresado mucho y, hoy en día, hay métodos más eficientes y seguros para quitar la grasa no deseada.

En Colombia, la lipólisis láser se ha vuelto un procedimiento común y confiable para quitar la grasa localizada en varias zonas del cuerpo. Este tratamiento de cirugía estética se ha hecho famoso por su eficacia, seguridad y la rápida recuperación que permite por ser mínimamente invasivo.

En este artículo, el Dr Gabriel Cubillos explica qué es la lipólisis láser, quiénes pueden hacerse el procedimiento, cómo se hace y los cuidados que se deben tener después.

¿Qué es y cómo funciona la lipólisis láser?

La lipólisis láser es un tratamiento estético que usa tecnología láser para quitar la grasa localizada en zonas específicas del cuerpo. A diferencia de la liposucción tradicional, la lipólisis láser no necesita incisiones, lo que implica que no deja cicatriz, es menos invasiva y tiene una recuperación más rápida.

Este procedimiento consiste en introducir una fibra óptica fina bajo la piel, por la cual el láser actúa sobre las células de grasa, disolviéndolas y eliminándolas. A medida que estas células se rompen, la grasa se libera y se elimina de forma natural por el cuerpo.

Con el láser se puede eliminar la grasa que se acumula en zonas como el vientre, los costados, las piernas o los brazos. Además de reducir la grasa, este método también ayuda a mejorar la piel, a reducir la celulitis y a lograr una piel más tensa y suave en esas áreas.

Los principales beneficios

Es un tratamiento estético seguro y no invasivo. Usa tecnología láser para quitar la grasa localizada. No necesita incisiones. Este tratamiento se diferencia por ofrecer una recuperación más rápida que la liposucción tradicional. Disuelve y elimina las células de grasa con una fibra óptica fina. Facilita la eliminación natural de la grasa por el cuerpo. 

Este tratamiento muestra su eficacia al tratar áreas problemáticas y conseguir mejoras notables en el aspecto de la piel.

Perfil ideal para realizarse una lipólisis láser

La lipólisis láser es un procedimiento estético muy efectivo para quitar la grasa localizada en el cuerpo. Sin embargo, es importante saber que no todos los individuos son candidatos idóneos para este tratamiento. Hay ciertos aspectos a tener en cuenta para determinar quiénes son los candidatos ideales para hacerse la lipólisis láser en Colombia.

El láser para eliminar grasa no es adecuado para personas con exceso de peso u obesidad. Este método se enfoca en extraer la grasa que se concentra en áreas concretas del cuerpo. Por lo tanto, los mejores candidatos son los que tienen acumulaciones de grasa localizada y están próximos a su peso óptimo.

Para personas con sobrepeso u obesidad, existe un procedimiento más adecuado llamado “Mega lipólisis láser”, que podría ser más apropiado en esos casos.

Además, es importante que los candidatos tengan un buen estado de salud general. No deben tener enfermedades crónicas o del sistema inmunológico que puedan afectar el proceso de recuperación. También, es necesario no estar embarazada o en periodo de lactancia, ya que estos períodos pueden alterar el resultado final del tratamiento.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la capacidad de coagulación y cicatrización del candidato. Aquellos con problemas de coagulación o cicatrización pueden no ser aptos para la lipólisis láser, ya que estos procesos son esenciales para una buena recuperación y resultados óptimos.

Procedimiento de lipólisis láser

La lipólisis láser es un tratamiento estético que se hace de forma ambulatoria en Bogotá. El tiempo del tratamiento depende de las zonas específicas del cuerpo que se traten y puede variar entre una y dos horas.

Durante el procedimiento, se usa un láser de baja potencia para disolver la grasa localizada y favorecer la retracción de la piel. Para garantizar el confort y la protección del paciente, la lipólisis láser se realiza con anestesia general. Tras el método, es habitual sentir molestia, inflamación y observar moretones en las áreas intervenidas.

Es muy recomendable seguir todas las indicaciones después del procedimiento para evaluar los resultados y hacer ajustes, si es necesario.

Resultados óptimos y duraderos

La lipólisis láser en Colombia es un tratamiento estético muy efectivo y seguro para quitar la grasa localizada. Después del procedimiento, los pacientes pueden ver una notable disminución de grasa en las zonas tratadas, lo que se refleja en una figura más definida y moldeada.

La lipólisis láser tiene como beneficio principal que favorece la contracción de la piel, lo que contribuye a eliminar la flacidez y lograr una imagen más tensa y suave en las áreas intervenidas. Asimismo, este procedimiento puede colaborar a disminuir la celulitis, optimizando la calidad de la piel en las áreas intervenidas.

No hay que olvidar que los efectos de la lipólisis láser pueden ser distintos en cada paciente, ya que influyen aspectos como el tipo de piel, la cantidad de grasa localizada y las particularidades individuales de cada uno. No obstante, por lo general, se prevé que los efectos iniciales se noten de manera inmediata después del método y que se optimicen gradualmente en las semanas y meses posteriores, conforme el cuerpo se restablece y expulsa las células de grasa intervenidas.

Una parte importante a la hora de mantener los resultados de una lipólisis láser es mantener un estilo de vida saludable y balanceado. Esto implica tener una alimentación adecuada y hacer ejercicio de forma regular para evitar subir de peso y acumular nueva grasa en el cuerpo.

Cuidados y recomendaciones para la recuperación

Es esencial seguir todas las indicaciones postoperatorias para asegurar una buena recuperación y mejorar los resultados del tratamiento. Por ejemplo, usar una prenda de compresión, evitar actividades físicas intensas, mantener una dieta equilibrada y una hidratación adecuada, alejarse de hábitos dañinos, cuidar y nutrir la piel tratada, y realizar masajes y drenaje linfático.

Es esencial asistir a todas las citas de seguimiento que el médico programe. Durante estas visitas, se revisarán los resultados logrados y se harán los cambios necesarios para asegurar la satisfacción del paciente y su pleno acuerdo con el tratamiento. 

Cada paciente es diferente y puede necesitar cuidados específicos según sus necesidades personales y caso particular. Por eso, es fundamental seguir las indicaciones del especialista en medicina estética, y contactar con él si hay alguna duda o inquietud durante el proceso de recuperación.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.