¿En qué consiste el cultivo vertical y confinado?

El cultivo vertical y confinado representa una revolución en la agricultura contemporánea. Es una técnica innovadora que permite optimizar el uso del espacio, controlando con precisión las variables que influyen en el crecimiento de las plantas en ambientes cerrados. Mediante estructuras verticales se cultivan diversos productos agrícolas, logrando una producción más eficiente y sostenible. Liderando estos procesos agropecuarios avanzados se encuentra el Clúster Aragonés de los Medios de Producción Agrícolas y Ganaderos CAMPAG, un clúster aragonés destacado en la coordinación de proyectos que integran tecnologías avanzadas para el desarrollo sostenible del sector agrícola.

Los proyectos de cultivo vertical de CAMPAG 

El Clúster CAMPAG está comprometido con el impulso de la sostenibilidad y la eficiencia en la producción agroindustrial a través de la implementación de métodos sostenibles. En línea con su misión, está desarrollando dos proyectos innovadores de cultivo vertical destinados a transformar la producción de alimentos. El primero de estos proyectos es Cherry Farm, una iniciativa que busca implementar el cultivo vertical de cerezas de alto valor en instalaciones frigoríficas. El método permite producir cerezas fuera de su temporada habitual, asegurando así una oferta constante de este fruto. Al controlar las condiciones ambientales como temperatura, humedad y luz, se optimiza el crecimiento y se mejora la calidad del producto final. Es un proyecto de CAMPAG que hace posible la disponibilidad de cerezas en cualquier momento, beneficiando a los productores para que ofrezcan un producto premium durante todo el año, al tiempo que se responde a las demandas del mercado. 

En este grupo de cooperación nº GCP-2022003000, de la convocatoria del Programa de Desarrollo Rural de Aragón (2014-2020) del Gobierno de Aragón, participan como socios del proyecto: CAMPAG, Frutas Latorre, TECNALIA, Frutas Viejo Serrano, Viveros Mariano Soria, Asociación Empresarios Agrícolas Margen Derecha del Ebro, la Escuela Universitaria Politécnica de la Almunia y la Universidad de Zaragoza.   

El segundo proyecto en el que CAMPAG está colaborando es Azafarm, y se centra en el cultivo vertical controlado de azafrán en módulos portátiles. El proyecto tiene como objetivo investigar y desarrollar un método innovador para el cultivo del azafrán en un entorno vertical y controlado. Utilizando módulos portátiles se facilita la instalación de estos sistemas en áreas rurales, para el desarrollo local y la sostenibilidad agrícola. Se trata de una iniciativa de que no solo busca maximizar el espacio de cultivo, sino también identificar y controlar de manera eficiente las variables críticas que influyen en el crecimiento del azafrán. 

Este grupo operativo número GOP-2023-0027-00, está financiado por la Convocatoria de los Grupos Operativos de la Asociación Europea para la Innovación (AEI), en el marco del Plan Estratégico Nacional de la PAC2023-2027 para Aragón. Los socios del proyecto son: Fundación de Innovación y Transferencia Agroalimentaria de Aragón (FITA), CAMPAG, Azafrán de Teruel La Carrasca, Grupo TATOMA, Zgreens, TECNALIA, Asociación de Cocineros de Aragón (ACA), Asociación Provisional de Hostelería y Turismo de Huesca. 

Labores clave en los proyectos de cultivo vertical

Durante el desarrollo de los proyectos, el consorcio de cada proyecto llevará a cabo varias tareas delimitadas de seguimiento para asegurar su éxito y continuidad en futuras aplicaciones. Por un lado, se diseñarán indicadores que permitan evaluar la eficacia del proceso agroalimentario desde una perspectiva medioambiental y productiva. Por el otro, se identificarán los parámetros y variables más importantes en el proceso de cultivo, para luego entender cómo influyen en el desarrollo de las plantas. 

A su vez se desarrollará la sensórica necesaria para adquirir los parámetros relevantes de control de un proceso de cultivo vertical en un entorno cerrado, así como también un sistema para la visualización de indicadores clave de rendimiento (KPIs) que facilite la toma de decisiones. Con los resultados obtenidos, CAMPAG generará conocimiento que mejore el cultivo vertical de alimentos en fábricas autónomas, promoviendo la innovación y la eficiencia en la producción agroalimentaria. 

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.