Entrevista a la creadora y directora de KōAN Club, Irene de la Rosa

KōAN Club, un club biomédico, dispone de un espacio para desconectarse, relajarse y acceder a distintas terapias.

Esto incluye tratamientos biomédicos de belleza facial, corporal, de medicina china y Ayurveda y de gestión emocional. El propósito de este club es que sus socios puedan mantener un estado de equilibrio, salud y bienestar. Para ello, Irene de la Rosa, creadora y directora de KōAN Club, ofrece una entrevista donde habla sobre la sobreinformación que sufren las personas hoy en día.

En el mundo actual, las personas están constantemente bombardeadas con información a través de dispositivos electrónicos. ¿Cómo describirías el impacto de esta sobreinformación en la salud mental y la ansiedad de las personas?

Pues podría decirte que, desde 2020, y quizás a raíz del confinamiento, ha habido un aumento de ansiedad y te diría que debido a un efecto que yo llamo: recuperar el tiempo perdido.

La neurociencia nos habla de que se necesitan tan solo 21 días para generar nuevos hábitos y 3 meses para instalarlos, pues la repetición constante de comportamientos contribuye a la consolidación de nuevas conexiones neuronales, facilitando la automatización de estos comportamientos.

Los cambios de gestión del tiempo junto con la sobreinformación que generó las nuevas rutinas, fruto del cambio de hábitos del 2020, están causando un impacto significativo en la salud mental, emocional y en consecuencia aparece un gran aumento en la ansiedad de las personas.

¿Qué cambios has observado en la forma en que las personas consumen información y buscan respuestas en comparación con hace unos años, debido a la accesibilidad a la información instantánea?

El constante bombardeo de información, en particular aquella relacionada con eventos estresantes o negativos, que actualmente podemos obtener a todas horas de redes sociales de entretenimiento, ya no solo de los noticiarios y periódicos, generan adicción y se está convirtiendo en un fenómeno de nuevas adicciones de entretenimiento visual generado por el mal uso de las redes sociales, derivado de la mala gestión del tiempo, como comentaba, que generan una carga emocional abrumadora.

La exposición constante a noticias y redes sociales contribuye al aumento del estrés, la ansiedad y afecta negativamente el bienestar emocional al saturar la capacidad de procesamiento mental.

La buena gestión de nuestro tiempo y criterio personal es esencial para medir el consumo de información y preservar así la salud mental, encontrar un equilibrio entre estar informado y proteger el bienestar emocional.

Pues la constante saturación de nuestra capacidad de absorción de información pueden generar colapsos de memoria a corto plazo, generando estres celular, lo que significa que nuestros telómeros se acortan y, a largo plazo, contaremos con una sociedad con problemas de demencia senil en personas jóvenes.

Quiero hacer un paralelismo que nos servirá de ejemplo, lo que pasa con la información es lo mismo que pasa con la medicina occidental. Tiene su lado bueno, pero si no la dosificamos puede tener contraindicaciones.

En la actualidad, consumimos píldoras de información y no nos informamos. Igual que tomamos píldoras para eliminar el dolor y no nos curamos, solo eliminamos la señal que nos envía el cuerpo a modo de aviso. Lo que nos lleva a un consumo continuado.

Con la sobr información o las píldoras de información pasa lo mismo. No nos aumentan el conocimiento, solo nos satisfacen dándonos el resultado inmediato de aquello que buscamos o necesitamos en ese momento. Ya sean noticias del mundo, cotilleos de tus singstars, trucos de belleza usando algún producto estrella que acaba de lanzar alguna marca de moda o reels de humor que nos generan la dosis de endorfinas momentáneas que nos producen placer rápido, pero corto y nos engancha porque, no nos olvidemos, el humano busca el placer a través de los sentidos y, cuando estamos en desequilibrio en nuestro interior, buscamos fuera y es cuando aparecen los vicios, en este caso de la sobreinformación.

¿Cuáles son algunos de los síntomas comunes de la ansiedad relacionada con la sobreinformación y la necesidad de estar siempre conectados?

Existen 3 tipos de desequilibrios que generan ansiedad, a nivel fisiológico/energético, lo explicaré sencillo:

El desequilibrio de la energía del corazón: producido por un evento que nos entristece o nos sobreexcita.

El desequilibrio de la energía de Hígado: producido por querer hacer más de lo que nuestra energía puede acaparar. El hígado es el órgano que genera la energía para todo el funcionamiento de los demás órganos, si lo saturamos con mala alimentación, mal descanso y sobrecarga emocional…. Pues digamos que baja su rendimiento.

Ansiedad por Inestabilidad del Shen (mente): la mente nos juega malas pasadas, pues solemos creernos más lo que la mente imagina que lo que sucede en realidad. Cuanto más pendientes estemos de lo que pasa fuera y perdamos el foco en nuestro bienestar, más engaños y malas jugadas nos hará pasar nuestra mente influenciada por eventos externos que no son nuestros.

Algunos de sus síntomas con los que el cuerpo nos avisa son:

Taquicardia o respiración acelerada.

Dolor de cabeza.

Insomnio.

Problemas para concentrarse.

Irritabilidad.

Ataques de pánico, sobrepreocupación de no estar disfrutando el momento, solo prestando atención a eventos externos negativos. 

¿Crees que la sobreinformación y la inmediatez de la tecnología están afectando las relaciones personales y la calidad de nuestras interacciones sociales? ¿De qué manera?

Totalmente, más es menos y menos es más, en el sentido de que no por más interacciones vas a tener mejor calidad de información, de relaciones… Por ejemplo, no por comer más en menos tiempo te alimentas mejor, ¿verdad?

Al final, todo lo que sube baja y las personas tienen que llegar a conocer sus límites llegando al colapso para entender su equilibrio, así funcionan y han funcionado siempre las civilizaciones.

Los 6 consejos KōAN Club para mantener el equilibrio y el bienestar se centran en la gestión de la información y la tecnología. ¿Podrías destacar algunos de estos consejos y explicar cómo pueden ayudar a las personas a reducir la ansiedad?

Bien, lo más importante de todo y que engloba todo es el equilibrio. Cuando conocemos nuestros límites, podemos establecerlos. Cuando escuchamos a nuestro organismo, este nos da las pistas y señales de donde se encuentra esa delgada línea entre lo que nos sienta bien y mal…

Así pues, importante:

Aprender a escuchar a nuestro organismo. ¿Cómo? Escuchando, poniendo atención a las señales, por ejemplo: hoy tengo insomnio, ¿qué siento?, palpitaciones, respiración acelerada… ¿Qué he hecho durante el día, dónde me he excedido que he desequilibrado mi perfecta máquina llamada cuerpo humano?

Parar y hacer ejercicios de respiración, de yoga al ir a dormir.

Hacer ejercicio de manera constante para generar óxido nítrico que oxigenará tu sangre y las endorfinas necesarias que regularán tu cortisol y eliminarán las toxinas acumuladas del estancamiento de los nuevos estilos de vida relacionados con la toxicidad de los alimentos procesados y no procesados, el sedentarismo del teletrabajo…

Comer del huerto de agricultores de proximidad que garantizan una alimentación libre de químicos, y comer variado, de todos los colores cada día. Ayurveda nos habla mucho de la importancia de la alimentación variada en color para obtener todos los nutrientes.

También aconsejamos muchísimo en KōAN Club, aprender a meditar a través del masaje o la acupuntura para reconocer, detectar y sanar los puntos de dolor que nos hablan de sobrecarga emocional o física…

Establecer límites y rutinas que nos permitan gozar de cada momento en el día. Sin prisa, sin pausa, sin excesos, sin carencias.

¿Qué recomendaciones darías a las personas que desean reducir la ansiedad relacionada con la tecnología y la sobreinformación sin desconectarse por completo de la sociedad moderna?

Pues, como decía, poner rutinas, horarios, límites y ocupar el tiempo haciendo deporte, lectura y gozando de cada momento lo que toca. Por ejemplo, si estás tomando un vino con una amiga, toma el vino y charla con tu colega. Porque quizás ya no podéis volver a veros en semanas, meses, da igual mañana o nunca, en vez de estar enganchado a las redes…

¿Qué importancia tiene la educación y la concienciación sobre la gestión de la ansiedad relacionada con la tecnología en la sociedad actual?

Poco nos enseñan de lo que pasa dentro de nosotros… Si supiéramos más de neurociencia, de conducta, de respeto hacia uno mismo… Si la educación en general estuviera más enfocada en el autoconocimiento y en desarrollar habilidades innatas que contribuyan a la sociedad, quizás seríamos menos manipulables y aprendimos a consumir según nuestro propio criterio, no según lo que se impone a través de los medios de comunicación.

En KōAN Club siempre decimos que los cambios a gran escala empiezan por uno mismo, uno tiene el poder de elegir cómo quiere consumir, y en ello residen los cambios sociales.

¿Cómo pueden las personas acceder a los consejos KōAN Club para mantener el equilibrio y el bienestar que mencionaste en el magazine? ¿Dónde pueden encontrar más información?

En nuestro magazine publicamos semanalmente mucho contenido sobre prevención y gestión de la salud a nivel físico, emocional, sobre autoconocimiento, alimentación saludable y consumo responsable.

El contenido es totalmente de libre acceso y realizamos talleres y charlas tanto online como presenciales para así brindar conocimiento y herramientas que cada cual puede aplicar luego a su ritmo en su vida diaria.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.