Espadas compaginará «sin problema» sus escaños para dar en el Senado «voz» al PSOE-A en el debate de la financiación

SEVILLA, 31 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, ha defendido que podrá compaginar «sin ningún problema» el escaño que ha logrado en el Parlamento tras las elecciones del pasado 19 de junio con el que ha renovado en el Senado por designación autonómica, y ha justificado su continuidad en la Cámara alta por la conveniencia, a su juicio, de dar «voz» y «visibilidad» al PSOE-A en el debate de la reforma de la financiación autonómica que se acometa en ese espacio.

En una entrevista concedida a Europa Press, Espadas ha argumentado que «es importante que el secretario general del PSOE de Andalucía tenga una posición y visibilidad en lo que va a ser uno de los debates clave en esta legislatura, el de la financiación autonómica», y al respecto ha recordado que este año ha ejercido como portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Comunidades Autónomas, una responsabilidad que pretende mantener en este nuevo mandato, según ha confirmado.

«El PSOE de Andalucía tiene que tener voz propia también en lo que va a ser el debate político sobre una cuestión tan importante en Madrid. Y, desde luego, la voz del secretario general es la que debe liderar ese debate», según ha razonado Espadas, que ha subrayado que dirige «la principal federación del PSOE de España», y es además el presidente del Consejo Territorial del PSOE a nivel federal.

Además, ha trasladado su voluntad de que, «desde la oposición», los socialistas andaluces «contribuyan a buscar la fórmula y el modelo de financiación más justo para Andalucía», desde la premisa, en todo caso, de que el Estado debe «llegar a acuerdos con todas las comunidades autónomas».

Tras expresar su deseo de que «una de las claves de esta legislatura» sea «el nuevo modelo de financiación autonómica», Espadas ha puesto de relieve que el actual presidente de la Junta, Juanma Moreno, «también fue senador por la comunidad autónoma de Andalucía en 2015, cuando se presentó por primera vez a las elecciones autonómicas y no ganó, y mantuvo su acta de senador» entonces.

Así, Espadas ha apuntado que, «por el momento», cree que debe «compatibilizar» su escaño en el Senado con el del Parlamento andaluz. «Para mí no es ningún problema», ha sentenciado antes de apostillar, en todo caso, que su «prioridad, como no puede ser de otra manera, es ejercer la labor de jefe de la oposición en el Parlamento de Andalucía», aunque también asistirá «a los plenos del Senado, y desarrollaré esta tarea específica en el tema de la financiación autonómica, porque creo que es una cuestión en la que es importante que la voz del PSOE de Andalucía se escuche», según ha insistido.

Espadas ha remarcado además que tiene «experiencia» en materia de «compatibilidad» de responsabilidades, ya que en los primeros meses tras su proclamación como secretario general del PSOE-A, en julio de 2021, compaginó ese cargo con el de alcalde de Sevilla y con su papel como candidato socialista a las autonómicas andaluzas. Además, entre los años 2010 y 2013 también fue senador por designación del Parlamento a la vez que, desde 2011, ejerció como «jefe de la oposición en el Ayuntamiento de Sevilla», entonces gobernado por Juan Ignacio Zoido (PP).

«Por tanto, es absolutamente compatible» un escaño con el otro, según ha insistido Espadas, quien ha resaltado además que el Senado es «la cámara territorial», en la que los «temas autonómicos» son cuestiones «fundamentales», y ha puesto de relieve que, en principio, los exconsejeros de la Junta Elías Bendodo y Juan Bravo (PP) también «van a compatibilizar sus actas de diputados autonómicos con su condición de senador» recién adquirida.

RENOVACIÓN

Por otro lado, el líder del PSOE-A ha defendido que para la tercera plaza de senador por designación autonómica que le corresponde a su grupo en esta legislatura –junto a la suya y la de la expresidenta de la Junta Susana Díaz– se haya propuesto al concejal de Vélez-Málaga Víctor González, para «mantener a un senador de Málaga», en sustitución de la también socialista andaluza María Luisa Bustinduy, y porque es una persona que, «aun siendo joven, tiene una trayectoria política importante en el ayuntamiento» de dicha localidad, y que cree que «va a ser un buen activo».

Con su designación, además, se da «un mensaje de renovación política, y de ir dando oportunidades a personas más jóvenes, pero con un talento y una experiencia que se ha demostrado en los últimos años en la tarea que han desarrollado», según ha argumentado Espadas.

FONDOS EUROPEOS

Por otro lado, en relación a la utilidad del Senado, el líder del PSOE-A ha puesto de relieve que, «desde enero», han debatido allí «sobre una cuestión absolutamente fundamental ahora mismo en el modelo de gobernanza en el que nos estamos moviendo desde la pandemia, que es la gestión de los fondos europeos», según ha resaltado.

Se trata, ha abundado, de «una cuestión que afecta a la administración del Estado, a las comunidades autónomas y a la administración local», y al respecto ha destacado que él mismo promovió «directamente, y el Gobierno lo respaldó con la comparecencia de la vicepresidenta primera y ministra de Economía», Nadia Calviño, «una sesión monográfica» en la citada Comisión de Comunidades Autónomas «en relación con cuáles son los proyectos estratégicos que en cada una de las comunidades se van a desarrollar con la financiación de esos fondos», y «cómo coordinar el papel de las distintas administraciones en la gestión» de los mismos.

Volviendo al «debate de la financiación autonómica», ha subrayado que ese modelo «al final lo va a decidir el Congreso de los Diputados en una ley», pero «antes tiene que haber un acuerdo» en el Consejo de Política Fiscal y Financiera «entre Gobierno y comunidades autónomas, y tiene que haber un acuerdo también de modelo entre fundamentalmente los dos grandes partidos del país», en alusión a PSOE y PP.

«Por tanto, creo que el señor Moreno no va a ser el único interlocutor en esta cuestión», aunque, como presidente de la Junta, «tiene la responsabilidad de liderar la negociación» por parte del Gobierno andaluz, según ha continuado Espadas antes de advertir de que, «políticamente», el también presidente del PP-A puede que tenga «dificultades» en esta negociación porque «su modelo no coincide» con el del actual líder nacional del PP y anterior presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

El representante socialista ha subrayado que «nosotros defendemos un modelo que distribuye la riqueza en función de la población», que Moreno «comparte y apoyó» en el Parlamento andaluz cuando era líder de la oposición, en 2018 y, desde la premisa de que ahora esta cuestión «debe debatirse y dialogarse también entre grupos políticos, no sólo entre gobiernos autonómicos», Espadas ha considerado «muy positivo» que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sea ahora también la vicesecretaria general del PSOE.

«Es la persona que mejor conoce cuál es la problemática para ajustar un modelo de financiación que sea justo al conjunto de los territorios de España», ha sostenido Espadas, quien en esa línea ha valorado que en Montero «converge» ahora «tanto su responsabilidad institucional en la búsqueda de acuerdos como su posicionamiento dentro del PSOE para también unificar las distintas opiniones que pudiera haber en el seno» del partido «en distintos territorios, en función fundamentalmente a las cuestiones ligadas a la población y el peso que tienen en el modelo de financiación».

Espadas asume en todo caso que «estamos en un momento difícil desde el punto de vista político», encarando el «último año de legislatura», lo que «complica la generación de acuerdos», así como que «la financiación autonómica es compleja», y más en un «escenario económico difícil», pero ha defendido que hay que «dialogar, arrancar e impulsar esa negociación en distintos ámbitos», e «intentar seguir avanzando».

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.