España revalida por quinta vez consecutiva su liderazgo como país más competitivo del mundo en turismo

Según el «Informe sobre Competitividad en Viajes y Turismo 2019», elaborado por el Foro Económico Mundial, España es el país más competitivo del mundo en términos turísticos.

España revalida en 2019 la posición de liderazgo en el Índice de Competitividad Turística que ocupa desde 2015. Los principales atractivos de España son sus «excelentes recursos» naturales y sobre todo culturales, que significan una importante ventaja competitiva respecto a otros países. Asimismo, es un importante centro de celebración congresos internacionales y de acontecimientos deportivos, y presenta una gran fortaleza en la combinación de oferta cultural con sitios de interés patrimonial, una combinación que sitúa a España como el mejor país del mundo en este aspecto. En este sentido, el incremento del número de lugares de patrimonio natural reconocidos por UNESCO ha contribuido a aumentar el atractivo de los espacios naturales.

El WEF también ha mencionado como factores que mantienen a España como país líder en competitividad turística las «excepcionales infraestructuras», en referencia a la alta densidad hotelera y la calidad del transporte por ferrocarril, de las carreteras y de los puertos, muy importantes estos últimos para desarrollar la industria de los cruceros. «Los numerosos visitantes internacionales’ -señala el informe- ‘pueden confiar en las buenas infraestructuras aeroportuarias, con una amplia variedad de compañías aéreas que suministran una alta conectividad».

Por último, destaca la «sólida ventaja relativa» que aportan a España aspectos como la preparación en TIC’s o la seguridad.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.