Actualidad

España se gusta para el Mundial

La Selección Española sigue su racha imbatida con 17 partidos que le avalan desde que tomó el mando de la selección en 2016 con un histórico 6-1 ante Argentina

La Selección Española de Fútbol humilló a Argentina en un duelo que sigue la estela del disputado el pasado viernes en contra Alemania y lanzó un mensaje al mundo desde el césped del Wanda Metropolitano. Si las sensaciones hace unos días en Düsseldorf dejaron un gran sabor de boca en los aficionados, la exhibición ante Argentina ha confirmado, y relanzado, todos los optimismos.

España juega a otra velocidad. El plan de Sampaoli fue desde inicio una presión altísima, que obligaba a De Gea a sacar el balón a las esquinas donde Piqué y Ramos recibían pegados a la línea de fondo propia. Sin embargo, las triangulaciones vertiginosas y la impresionante movilidad de los jugadores españoles, que iban creando espacios una y otra vez, desactivó desde el principio el plan argentino.

Todo se aclaró mucho más cuando Diego Costa entró con todo a rematar un balón que acabó convirtiendo en el primer gol. Y a partir de ahí, el show de Isco.

El malagueño se está acostumbrando a levantar al público con conducciones imposibles y quiebros imprevisibles. Se está acostumbrando a salir ovacionado, pero también a trabajar en la destrucción y, ojo, a marcar goles. Tres anotó en el partido de hoy para llevarse un balón que firmarán sus compañeros para desesperación de los argentinos que veían como, ni siquiera con un juego más duro de la cuenta para un amistoso, podían parar al 22.

Pero sería injusto destacar solo a Isco. Ante la ausencia de Silva, Asensio explotó su verticalidad, Iniesta siguió marcando el ritmo que le interesaba a los suyos en cada momento, Thiago alternó fajarse con lucirse, Piqué, que salió ovacionado, y Ramos, reconocido por llegar a 150 partidos, estuvieron imperiales, y en definitiva, el equipo hizo todo bien.

Por si fuera poco, se vieron alternativas. El gol de Iago Aspas es uno de esos goles que antes no marcaba la selección española, pero que cada vez incorpora más. David de Gea lanzó un balón milimétrico a la espalda de Argentina, Aspas hizo un control espectacular, se fue por velocidad y anotó.

El equipo de Julen Lopetegui, que suma a su racha de partidos invictos mejores sensaciones cada vez se fue dejando una sonrisa en la cara a todos los que acudieron al Wanda Metropolitano, y seguramente, una gran advertencia a todos los rivales con los que se las verá en Rusia.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.