Esteban (PNV) ve el Congreso como un «gallinero» imprevisible y le asombra que PSOE y Podemos sigan aireando diferencias

Reprocha al Gobierno que busque acuerdos «con prisas y a última hora», lo que hace que sus diputados al final «no saben ni lo que votan»

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, se confiesa «asombrado» de que el PSOE y Unidas Podemos no dejen de airear en público las diferencias que mantiene el Gobierno de coalición y también censura el modo de negociar del Ejecutivo, poniendo como muestra la caótica tramitación del proyecto de ley sobre planes de pensiones. «El Parlamento está un poco como un gallinero», sostiene.

Así lo ha asegurado en una entrevista al programa ‘Parlamento’ de RNE, recogida por Europa Press, en la que muestra su sorpresa por la «estrategia de comunicación», no sólo del PSOE sino de toda la izquierda, es decir, sus aliados dentro y también fuera del Gobierno.

«No entiendo que la izquierda esté todo el día diciendo que el Gobierno ha perdido la ilusión, porque al final la gente acabará diciendo que es así. Y tampoco entiendo que estén continuamente con lo de que viene Vox, cuando probablemente en muchos ámbitos no vaya a ser así», ha deslizado.

Esteban ha recordado que al inicio de la legislatura, el PNV ya avisó de que un gobierno de coalición y sin mayoría iba a ser «muy complicado» y que había que apostar por impulsar lo que se tiene «en común» entre los socios e intentar «dejar un poco apartado» los temas donde encontraban más conflicto.

Pero, desde su punto de vista, tanto socialistas como morados siguen pensando que tienen que aplicar el «cien por cien» de sus respectivos programas. «Me sorprende que determinadas cuestiones no se resuelvan dentro del propio Gobierno, puede haber diferencias, pero que las resuelvan de otra manera, no presentando continuamente iniciativas que pueden suponer un choque con tu socio, como hacen ambos», ha censurado.

EL ‘ABC’ DEL TRABAJO PARLAMENTARIO

Esteban se refería a lo ocurrido con iniciativas relativas a la prostitución, el impuesto a las grandes fortunas o incluso los planes de pensiones, donde el PSOE, por error, aprobó unas enmiendas de Unidas Podemos para destopar las bases máximas de cotización a la Seguridad Social, lo que, después se tuvo que corregir.

«Al final no sabían ni lo que estaban votando», sentencia Esteban, para quien el caos de esa votación de hace dos semanas en la Comisión de Trabajo vino motivado porque el Gobierno, una vez «más», presentó enmiendas transaccionadas con distintos grupos «con prisas y a última hora», sin informar.

Según ha explicado, el PNV hacía semanas que tenía sellados acuerdos con el Gobierno, pero fue poco antes de las votaciones cuando supo lo que el ministerio que dirige José Luis Escrivá había había pactado con otros partidos.

«Esas cosas no se hacen así, y menos en una ley tan complicada y tan técnica. Fue un error absoluto por parte del Gobierno querer meter esa presión al final. Los propios socialistas se equivocaron porque no sabían ni lo que estaban votando. Eso no puede ser. Este Parlamento está un poco gallinero, es muy imprevisible, las cosas hay que llevarlas un poquito más ordenadas, preparadas y habladas. Es el ‘ABC’ del trabajo parlamentario», se ha quejado.

EL PNV PASA «OLÍMPICAMENTE» DE AYUDAR PARA RENOVAR EL CGPJ

Según Esteban, el empeño de los grupos en aplicar siempre sus «máximos» es lo que está dificultando también la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, rebautizada como ‘Ley mordaza’, impulsada precisamente por el PNV. El Gobierno y sus aliados llevan meses negociando pero se avanza muy lentamente.

«Si todo el mundo quiere que esa normativa sea a su imagen y semejanza no vamos a poder y en estos momentos se está bloqueando. Así es muy difícil», se lamenta, avisando de que si hay acuerdos se mantendrá la legislación impulsada por Mariano Rajoy. «Esto es lo que no entiendo, ¿se quiere hacer política se quieren cambiar las cosas o no se quieren cambiar?», añade.

Por otra parte, Esteban tiene claro que, si se retoman, el PNV no participará en las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). «Pasamos olímpicamente», zanja sin disimulos, desmarcándose porque, dice, ya comprobaron hace meses cuando intentaron ayudar al proceso que eso es «una pugna entre los partidos para intentar controlar la institución». «Nosotros no nos vamos a pillar los dedos», asegura.

TOCA LIMITAR LA INVIOLABILIDAD DEL REY

Además, Esteban ha aprovechado para animar al PSOE a apoyar la proposición de ley presentada por su grupo para limitar la inviolabilidad del Rey a sus actos como jefe del Estado pero permitiendo que se le pueda juzgar por sus actos privados.

Tras señalar que así lo defiende parte de la doctrina y hasta algún exministro, ha avisado de que los socialistas se «equivocarán» si impiden su toma en consideración –un debate que si el texto pasa el filtro de la Mesa del Congreso no podrá tener lugar hasta después del verano– porque daría la sensación estar «protegiendo una zona de niebla y oscura en torno a la Jefatura del Estado.

«Si cree que ahora no es aceptable, tiempo al tiempo, llegará un momento en que esto ya no sea una solución», ha advertido Esteban, quien sostiene que el desarrollo de la inviolabilidad para que deje de interpretarse de forma «exagerada» como, a su juicio, sucede ahora, beneficiaría a la propia Zarzuela. Asimismo, ha animado al PP a apoyarla si realmente cree que la Monarquía «sirve para algo».

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.