Actualidad

Ethan Hawke se sincera sobre los altibajos de su carrera: ‘A los 30 años pasé por momentos muy duros’

/COMUNICAE/

Ethan Hawke se sincera detrás de las cámaras y habla sobre las idas y venidas de su carrera como actor, en la que ha habido grandes éxitos tanto como grandes fracasos

«La década de 1990 fue una gran década para Ethan Hawke. Después de su gran avance en la Dead Poets Society de 1989, Hawke apareció en varios papeles aclamados por la crítica y comercialmente exitosos, en particular Reality Bites (1994), Before Sunrise (1995) y Gattaca (1997), y poco después recibió su primera nominación al Oscar. Pero después de eso, Hawke tuvo algunos años de escasez en los que descubrió que era más difícil para él encontrar roles», mantiene Asier Olaizola, Director de la Escuela de Teatro para aficionados AficionArts.

Hawke cumplió 30 años en el 2000, pero según afirma, en ese entonces ya sabía que los exitosos años 90 realmente habían terminado para él cuando se le hizo más difícil conseguir papeles. Él explica: «Tuve que ir a una audición un par de veces, sin éxito. Fue entonces cuando supe que los años 90 habían terminado».

Hawke recuerda en ese momento que una nueva generación de actores de su edad lo estaban reemplazando porque eran caras más frescas en la escena: «Todos mis amigos iban a una audición para Salvar al soldado Ryan. Y ni siquiera pude obtener una audición para eso, porque me conocían y no me querían. Pensaban: no hay necesidad de que yo haga una audición, porque lo conocemos. No, no él. Todos estos otros chicos estaban saliendo de distintas escuelas de teatro, como los nuevos Ben Afflecks o los nuevos Matt Damons».

Al mismo tiempo que se hundían sus fortunas profesionales, también lo hacía la vida personal de Hawke, y él cree que ambos planos estaban estrechamente relacionados porque siente que, sin saberlo, estaba proyectando su depresión. Y confiesa: «En muchos sentidos, podría haber sido el comienzo de algo. Fue el mejor momento de mi carrera. Pero me divorcié y mi vida personal se vino abajo. No sé si te has sentido así, pero cuando estás deprimido, es muy fácil ver todo lo que es falso acerca de otras personas y de la vida, y acababa de empezar a ver todo eso. Cuan falsa era la celebridad, cuan falso es todo».

¿Qué cambió para Hawke? ¿Qué fue lo que le impulsó a participar en docenas de películas de variedad indie y éxitos de taquilla? Da crédito a sus hijos por enseñarle mucho sobre el equilibrio y la humildad: «Trabajo. Teatro. Mis hijos. Eso es lo maravilloso de los niños, que te necesitan todos los días. Dan equilibrio a tu vida. Lo que significa que, en realidad, toda tu vida no es solo sobre ti mismo».

Tras protagonizar ‘Sin piedad’, film que se estrenó en abril de este año 2019, el actor no ha confirmado por el momento ninguna otra aparición en cine ni teatro. No obstante, con estas declaraciones no sólo demuestra que es un gran profesional que ha conseguido sobreponerse a los momentos más duros de su carrera. También, que tal y como indica Asier Olaizola, «ni los actores con más éxito del mundo son capaces de evitar el fracaso si no se concentran en dar lo mejor de sí mismos tanto dentro como fuera del escenario».

Fuente Comunicae