Evitan la salida de dos nuevos cayucos de migrantes con la colaboración de las autoridades de Mauritania

Como refuerzo al despliegue permanente desde 2006, se ha desarrollado desde hace dos semanas un dispositivo especial de refuerzo en la zona de la bahía de Nuadibú, en Mauritania. Allí la Guardia Civil ha impedido la salida de dos nuevos grupos de migrantes irregulares.

La Guardia Civil, en colaboración con las autoridades de Mauritania, ha impedido durante la madrugada del pasado día 27, la salida de dos nuevos grupos de migrantes irregulares desde la localidad de Nuadibú en Mauritania, formado por un total de 92 personas, todos ellos varones adultos salvo un menor de edad. La actuación se enmarca dentro del dispositivo que establecen miembros de la Guardia Civil, de la Gendarmería Mauritana y de los Guardacostas Mauritanos en Nuadibú para hacer frente al repunte migratorio irregular desde esa ciudad hacia el archipiélago canario.

Primera embarcación
Tras la localización por miembros Guardia Civil, con cámaras térmicas desde un punto de vigilancia elevado, de un grupo de personas en una zona no transitada con normalidad y cerca de la costa a las 00:15 horas, se transmitió dicha información, a través del Oficial Destacado del Cuerpo,  a las patrullas de los Guardacostas desplegadas, permitiendo a  las autoridades mauritanas la  interceptación y aprehensión, sobre las 02.30 horas, de una embarcación tipo cayuco ya en aguas de la bahía de Descanso ocupada por 50 personas de origen subsahariano.

Segunda interceptación
Aproximadamente a la misma hora, tras la activación inicial, la Gendarmería Nacional mauritana interceptó  en tierra, concretamente en el puerto de la Bountilla (Nuadibú), a 42 personas de origen subsahariano que iban a trasladarse en otro cayuco. Todos los migrantes interceptados en ambas actuaciones tenían como destino el archipiélago canario y provenían de Mauritania, Mali, Senegal y Guinea-Conakri.

Por la distribución de competencias existente entre los distintos cuerpos de seguridad mauritanos, los migrantes interceptados han sido entregados a Policía Nacional mauritana para los trámites de extranjería correspondientes, entre los que se contempla la expulsión en caso de estar relacionados con la red de migración. Por ahora ha sido detenido un organizador y el patrón de uno de los cayucos.

Como muestra de la implicación y colaboración bilateral, en el traslado de los migrantes y en los dispositivos de localización fueron utilizados dos de los vehículos todoterrenos entregados durante este año a dicho país en el marco del proyecto europeo “Blue Sahel” liderado por España (Guardia Civil). Este conlleva intercambio de personal, patrullas conjuntas, formación y donación de material.

Este despliegue de Guardia Civil, bajo el amparo de un memorando de colaboración con Mauritania, está compuesto por dos patrulleras del Servicio Marítimo, helicóptero y patrullas mixtas terrestres que apoyan a la gestión y control de fronteras a Mauritania. Todo este dispositivo, incluido en el despliegue permanente de Guardia Civil es África Occidental, es coordinado por la Autoridad de Coordinación de la Inmigración en Canarias (ACIC) como parte de la Estrategia de la Gestión Integral de las Fronteras Españolas y frontera Sur de la UE.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.