Expertos alertan de que las clase particulares públicas aumentan el gasto en clases privadas: «Es un problema creciente»

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Expertos en economía y educación han advertido de que los alumnos que reciben clases de refuerzo dentro de los colegios incrementa la probabilidad de consumir clases particulares fuera del mismo centro.

«Lo que uno esperaría es que las clases dentro y fuera del centro fueran sustitutivas y no tanto complementarias», ha señalado este jueves el economista e investigador de EsadeECPol Ángel Martínez durante la presentación del estudio ‘Educación en la sombra en España: una radiografía del mercado de clases particulares’, que asegura que la mitad de los alumnos que reciben clases de apoyo en el centro consumen también clases privadas fuera del centro.

El experto ha destacado que la principal preocupación en este sentido es que los alumnos de renta baja que acuden por primera vez a clases particulares dentro del propio centro «pueden darse cuenta de que funcionan, de que tienen un efecto en la nota final de la asignatura, y entonces luego van a buscar clases particulares fuera porque el centro no puede satisfacer la demanda adicional que ellos mismos han creado».

No obstante, Martínez ha recalcado que el porcentaje de alumnos que reciben refuerzo dentro del propio centro en España «es absolutamente minoritario». «Estamos hablando de 3,5% para los hogares de renta más baja y para el resto de tramos de la distribución apenas un 2%, lo cual limita el análisis», ha precisado.

«Se trata de un problema creciente, no podemos perder de vista lo que está sucediendo en España», ha subrayado sobre el aumento de las clases particulares el profesor de Economía de la Universidad de Barcelona Álvaro Choi, quien ha hecho mención a los «problemas estructurales del sistema educativo español y a los problemas de desigualdad de oportunidades educativas».

Por ello, el profesor de Economía ha alertado de que las personas con menor nivel socioeconómico «tienen mayor riesgo de fracaso escolar», aunque ha matizado que España «todavía está muy lejos» de los países en los que la tutoría privada «suponen un problema relevante», como es el caso de algunos de Asia.

En la misma línea, el catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la UNED, Juan Manuel Moreno, ha asegurado que la ‘educación en la sombra’ «abre la brecha de la desigualdad y también tiene efectos sobre la calidad educativa». No obstante, ha agregado que la cifra de gasto por alumno en clases particulares «no es exorbitante» pero las familias «están demandando más oportunidades de aprender».

Por su parte, la comisionada de Educación del Ayuntamiento de Barcelona, María Truñó, ha apuntado que «se está minando la base del sistema educativo en su capacidad igualadora y por ello las familias buscan fuera lo que no encuentran en los centros».

Además, la presidenta de la FAPA Francisco Giner de los Ríos, Carmen Morillas, ha insistido en la «necesidad de que todo lo académico en el centro educativo debe resolverse en el centro educativo». «Donde se encuentran la equidad y la inclusión es el momento en el que los estudiantes están en el centro educativo», ha apostillado.

LA MITAD DE LOS ALUMNOS RECURRE A CLASES PARTICULARES

El estudio de EsadeECPol refleja que el 47 por ciento de los alumnos españoles (un 46% en la red pública y un 50% en la red concertada) recurre a clases particulares, que suponen el 15 por ciento del gasto total de las familias en educación.

El informe destaca que, según la Encuesta de Gasto de los Hogares en Educación (EGHE) de 2019/2020, que dispone de una muestra de 6.370 hogares, las dimensiones del mercado de la Educación en la Sombra en España son «aún mayores» de lo que estima la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) para ese mismo año, debido a que «es más precisa y completa».

Así, esta encuesta, procedente del Instituto Nacional de Estadística (INE), señala que el gasto total en clases particulares para ese curso ascendió a 1.700 millones de euros. No obstante, matiza que en el 2020 hubo una caída del gasto en clases particulares «en buena medida debido al impacto del confinamiento».

Las clases particulares es, según indica la investigación, un mercado «bien implantado» en todas las etapas escolares, obligatorias y no obligatorias, pero con un volumen especialmente alto entre los estudiantes de ESO y de Bachillerato (por encima del 60 por ciento).

270 EUROS POR CURSO, EL GASTO MEDIO POR ALUMNO EN CLASES PARTICULARES

Durante el curso 2019/2020, el gasto medio por alumno en clases particulares ascendió a 270 euros por curso escolar, siendo el más alto el de la Comunidad de Madrid, con 350 euros de media, y el más bajo el de Castilla-La Mancha, con 153 euros de media.

El estudio apunta que la ‘educación en la sombra’ continúa siendo una inversión que distingue a los hogares más ricos, pero también «se ha extendido con gran fuerza en las familias de la parte más baja de la distribución de gasto».

El porcentaje de estudiantes que recibe clases particulares en España es, según el documento, «muy considerable» en todos los hogares con hijos en edad escolar – con un suelo del 30 por ciento en los hogares de menos recursos y un techo por encima del 60 por ciento en los de más -. Tanto en la red pública como en la concertada, el gasto medio por alumno de los hogares más ricos triplica el de los hogares más pobres.

De cada tres euros gastados en clases particulares en España, dos van para ampliar y perfeccionar y uno a reforzar y recuperar. Teniendo en cuenta que tanto las clases de idiomas como las de arte estarían relacionadas con la función «ampliar y perfeccionar», y entendiendo que las clases sobre las demás materias del currículum son en su mayoría de «refuerzo y recuperación», el estudio concluye que España «está en línea con la tendencia global de un gasto cada vez mayor en dicha función».

Precisamente, los idiomas concentran el 46 por ciento del gasto en clases particulares y son la prioridad número uno en el gasto de las familias españolas en clases particulares. Esto es especialmente evidente entre las familias que llevan a sus hijos a colegios privados y concertados, pero también bastante claro en las familias que optan por los centros públicos, ya que «cuantos más recursos tiene una familia, mayor es su gasto en clases de idiomas».

El gasto en clases particulares en Infantil y Primaria es similar en las redes pública y concertada, e incluso en la privada, tanto en términos de gasto medio por alumno como en el tipo de clases particulares. Sin embargo, en la ESO y Bachillerato, el gasto por alumno sube un 50 por ciento en la concertada respecto de la pública, y se triplica en la privada.

Otra diferencia está en la proporción que se dedica a las clases particulares de las materias curriculares centrales: mientras que es prácticamente inexistente entre los alumnos de la privada, alcanza un 30 por ciento del total en la red concertada, y algo más del 40 por ciento entre los estudiantes de la pública, siendo la categoría más importante de gasto en esta red.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.