Fernando Giménez Barriocanal, César García Magán y Arturo P. Ros, candidatos a secretario general de los obispos

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal, el obispo auxiliar de Toledo, César García Magán, y el obispo auxiliar de Valencia, Arturo P. Ros, han sido elegidos por los obispos como candidatos a secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), un cargo que actualmente ocupa Luis Argüello pero que ha decidido dejar de desempeñar tras ser nombrado arzobispo de Valladolid.

El proceso de elección ha comenzado este martes 22 de noviembre con una reunión ‘ad hoc’ de la Comisión Permanente, a la que los prelados han llevado sus candidaturas a secretario general. Cada candidatura debía estar avalada por diez obispos.

La votación entre estos tres candidatos tendrá lugar durante la mañana de este miércoles 23 de noviembre, en el marco de la Asamblea Plenaria, y para la elección se necesita mayoría absoluta (la mitad más uno) de los presentes en la sala en el momento de la votación, que es secreta y se realizará de manera digital, un procedimiento que ya se utilizó por primera vez en marzo de 2020 para la elección del presidente de la CEE.

Si después de dos votaciones, ningún candidato obtiene la mayoría necesaria, se procederá a una tercera votación entre los dos candidatos más votados. Si en esta votación hubiera un triple empate, se votaría entre los dos de mayor edad y si se empatara entre estos dos, se utilizaría el mismo criterio para desempatar.

Si el elegido como secretario general no estuviera en la Sala de la Plenaria, el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, será el encargado de comunicar la elección al interesado, que tendrá que aceptar el cargo.

Aunque uno de los cometidos del secretario general es informar a la opinión pública de los asuntos relativos a la Conferencia Episcopal Española, el elegido podría, si quisiera, deslindar el cargo de secretario general de la portavocía y elegir otro portavoz de la CEE. De ocurrir esto, no sería la primera vez pues ya sucedió en 1982 cuando fue elegido Fernando Sebastián como secretario general y nombró a Joaquín Luis Ortega como portavoz.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.