Filippo Grandi pide más apoyo para las zonas de acogida de personas venezolanas en Brasil

Filippo Grandi habla con una mujer venezolana recién llegada en un centro de recepción en Boa Vista, Brasil. | ACNUR/Santiago Escobar-Jaramillo

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, hizo un llamado urgente por un mayor compromiso internacional para apoyar a las comunidades que acogen a personas refugiadas y migrantes venezolanas y categorizó como “ejemplar” el esfuerzo y la solidaridad del pueblo brasileño en su acogida a los refugiados venezolanos.

Hay más de 180.000 refugiados y migrantes venezolanos en Brasil. Un promedio de 500 personas llega diariamente al estado norteño de Roraima, que está geográficamente aislado del resto del país y tiene el ingreso per cápita más bajo y pocas oportunidades económicas, la mayoría de ellas en urgente necesidad de asistencia humanitaria.

Para responder a las necesidades humanitarias creadas por la afluencia de personas de Venezuela, el Gobierno Federal lanzó una iniciativa (Operacao Acolhida) coordinada por las Fuerzas Armadas de Brasil, para proporcionar el registro y la documentación en el momento de la llegada, así como asistencia humanitaria de emergencia, incluyendo alimentos y albergue temporal.

“La solidaridad del pueblo de Brasil con las personas refugiadas y migrantes venezolanas ha sido ejemplar. Pero el impacto en las comunidades de acogida en estados como Roraima y Amazonas ha sido abrumador”, dijo Grandi, hablando el domingo en la capital brasileña.

“Me dijeron que, en algunas comunidades fronterizas, el 40 por ciento de los pacientes y el 80 por ciento de las mujeres que dan a luz en hospitales son de Venezuela. Ha habido un impacto similar en la educación, el empleo, la vivienda y los servicios sociales. Es vital que los esfuerzos de las autoridades a nivel federal, estatal y municipal, así como de la sociedad civil, grupos eclesiásticos y brasileños comunes, cuenten con el apoyo adecuado de la comunidad internacional. La población local ha estado a la vanguardia de la respuesta a las necesidades de las personas refugiadas y migrantes venezolanas. No podemos dejarles solos.

En abril de 2018, las Fuerzas Armadas iniciaron un programa voluntario de reubicación interna, en portugués “interiorização”, en coordinación con las autoridades federales y locales, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y otras organizaciones de la ONU, la sociedad civil y el sector privado. Hasta ahora, más de 15.000 venezolanos han sido reubicados del estado de Roraima a más de 50 ciudades donde hay más oportunidades de integración, lo que alivia la presión sobre las comunidades fronterizas.

“Estoy enormemente impresionado por ambas operaciones como ejemplos de una respuesta eficiente, coordinada, humana e innovadora para abordar las necesidades humanitarias y promover soluciones para los venezolanos”, dijo Grandi. “Sin embargo, quedan muchos desafíos debido al creciente número de llegadas. En mis visitas, se plantearon cuestiones importantes con respecto a la situación de la población indígena venezolana, las terribles condiciones de muchos venezolanos que viven fuera de los albergues oficiales y el impacto en la infraestructura y los servicios locales. Los gobiernos federales y locales requieren una acción urgente, con el apoyo de la sociedad civil y el sistema de la ONU, para abordar la salud, la educación, los medios de vida y otras necesidades críticas”.

Durante una reunión con los Ministros de la Presidencia (Casa Civil), Asuntos Exteriores, Justicia, Ciudadanía y un representante del Ministerio de Defensa, el Gobierno brasileño reiteró su intención de fortalecer la respuesta operativa actual para recibir a las personas venezolanas. En su visita, el Alto Comisionado también se reunió con las autoridades locales, el Sistema de las Naciones Unidas y representantes de la sociedad civil que han desempeñado un papel clave en esta respuesta colectiva. Conoció a muchas familias venezolanas en Brasilia, Boa Vista y Manaus que compartieron conmovedoras historias de su viaje y expresaron su esperanza para su futuro en Brasil.

Grandi reconoció el liderazgo de Brasil en las situaciones de refugiados y su participación activa en la respuesta regional al flujo masivo de venezolanos. En el marco del proceso de Quito, una iniciativa de ayuda multilateral, los países de la región han desarrollado acciones coordinadas para regularizar la estadía de los venezolanos y trabajar en su integración efectiva. Este esfuerzo cuenta con el apoyo de una plataforma de coordinación interinstitucional liderada por ACNUR y la OIM, que reúne a más de 40 organizaciones dedicadas a responder a las necesidades de protección, asistencia e integración de los refugiados y migrantes venezolanos.

La gran mayoría de los más de 4 millones de refugiados y migrantes venezolanos en el mundo han sido acogidos por países latinoamericanos. Si la tendencia actual continúa, más de cinco millones de refugiados y migrantes podrían estar fuera de Venezuela para fines de 2019. Un estudio reciente del ACNUR muestra que más de la mitad de los refugiados y migrantes venezolanos en América Latina han enfrentado o continúan enfrentando situaciones de riesgo o vulnerabilidad debido a su edad, género, salud u otras necesidades, o porque tuvieron que tomar decisiones drásticas para hacer frente a su situación, como mendigar, enviar a sus hijos a trabajar o incluso recurrir al sexo por supervivencia.

El llamamiento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados está en línea con el Pacto Mundial sobre los Refugiados, que pide un mayor apoyo a los refugiados y a las comunidades que los acogen, a menudo entre las más pobres del mundo, y también tiene como objetivo ayudar a los refugiados a ser más autosuficientes para que puedan contribuir más a su propio futuro y al de las comunidades de acogida.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.