Fiscalía cambia la acusación a un enjuiciado por protestas por Hasel tras contradicciones de mossos

El tribunal acepta como prueba la localización del móvil del acusado, que contradice a la acusación

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía ha modificado este jueves el relato de hechos de su acusación a un manifestante enjuiciado por presuntos desórdenes en una protesta por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel en febrero de 2021 después de que los mossos d’esquadra que han testificado en el juicio han explicado de manera contradictoria lo ocurrido ese día.

La sección 10 de la Audiencia de Barcelona ha admitido al inicio del juicio como prueba de la defensa el registro de Google Maps del acusado, que muestra el recorrido que hizo ese día y que contradice tanto la acusación original de la Fiscalía como la versión que han dado los mossos.

Inicialmente la fiscal sostenía que el chico participó en una manifestación que había empezado en la Via Laietana hacia la plaza Urquinaona, pero la ubicación del móvil del acusado y el cartel de convocatoria de la protesta sitúan el inicio en la plaza Universitat.

Al final del juicio y dadas las pruebas que se han aportado, la fiscal ha admitido las contradicciones entre los agentes y ha cambiado la exposición de su escrito de acusación, pero aún así acusa al joven de desórdenes al supuestamente cruzar un contenedor en medio del asfalto.

El acusado ha contestado los interrogatorios de su abogado y de la fiscal para contar que fue a la manifestación con dos amigos: ha dicho que fue una protesta de «tono tranquilo y pacífico» hasta que un grupo externo a la protesta empezó a causar altercados y a saquear locales en el Paseo de Gràcia.

Ha explicado que entonces decidieron irse y cuando iban hacia el Metro se acercaron tres furgonetas de antidisturbios, de las que bajaron una veintena de agentes, y uno lo detuvo.

El joven ha negado que provocara altercados y tanto él como los dos amigos con los que iba –testigos de la defensa en el juicio y que han coincidido con su versión– han dicho que no vieron barricadas ni más incidentes que los relacionados con el grupo que hizo saqueos.

TESTIGOS DE MOSSOS

El primer mosso en testificar era el jefe de la unidad que detuvo al chico y ha dicho que le vio formar parte de un grupo que hacía barricadas en la Rambla Catalunya, concretamente que le vio mover un contenedor, aunque no ha podido aclarar de qué color era, pero que no lo vio quemar nada ni lanzar objetos a la policía.

Al final de su declaración, este mosso ha reconocido a preguntas de la defensa que ha explicado de manera errónea el recorrido que hizo la manifestación al situarla empezando en la plaza Urquinaona.

Respecto al contenedor que supuestamente movió el acusado, el abogado de la defensa ha remarcado que en la causa no consta ningún informe de daños a ningún contenedor ni ninguna reclamación del Ayuntamiento por estos daños.

El segundo policía que ha declarado ha contado que «individualmente no» vio lo que hizo el acusado, pero lo sitúa en medio de un grupo que lanzaba objetos a los agentes, y ha dicho que ayudó a su detención porque vio que su superior intentaba arrestarlo.

El tercer mosso que ha declarado instruyó el atestado y ha dicho que buscaron imágenes de los altercados donde apareciera el acusado pero en el sumario no hay ninguna.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.