Galicia se queja ante el Gobierno y exige negociar y pactar las medidas de Semana Santa, como el toque de queda

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 (EUROPA PRESS)

La Xunta ha ultimado este viernes una queja formal ante el Gobierno central sobre las medidas para Semana Santa, después de que se hubiese lanzado el mensaje de un acuerdo entre todas las comunidades. El Ejecutivo que dirige Alberto Núñez Feijóo sostiene que “en el consenso hay que creer, promoverlo y facilitarlo” y considera que no se ha hecho así.

De este modo, tal y como ha confirmado el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en la rueda de prensa posterior al subcomité clínico de este viernes, la Xunta ha decidido trasladar este viernes una queja oficial al Gobierno, en la que también pide negociar los distintos aspectos, con la disposición a “ceder” en aras del consenso.

Uno de los puntos en los que Galicia se abstuvo en la pasada reunión se refiere al toque de queda entre las 22 horas y las 6 horas de la mañana. De hecho, la explicación que ofreció la Consellería de Sanidade para sostener esa postura se basaba, precisamente, en que era una cuestión que entendía que debía debatirse en el seno del Consejo Interterritorial de Sanidad. Además, defendió ampliar reuniones a seis personas.

“Lo que no vale es forzar el consenso o mentarlo en vano y eso es lo que pasó ayer (por este jueves)”, dijo el conselleiro de Sanidade, a preguntas de los periodistas. Además, Comesaña aseguró que, por su parte, están “por la labor, por supuesto, de trabajar en ese consenso, pero de una manera que uno crea y esté cómodo”.

El titular de la administración sanitaria gallega lamentó, asimismo, que el documento sobre el que trabajaron se presentó en la comisión de salud pública, con apenas tiempo y se llegó a publicar antes incluso de tenerlo. En las votaciones, “por prudencia”, Galicia votó en contra de algunos aspectos o se abstuvo (también votó favorable a alguna cuestión como la recomendación de desaconsejar encuentros sociales).

EN CONTRA

En contra, por ejemplo, votó de que los estudiantes no puedan volver a sus lugares familiares de origen, una cuestión que rechaza porque la Xunta ha realizado y mantienen cribados para este colectivo, como hizo en las fechas navideñas.

“No se puede concluir que hay un consenso entre las comunidades. Estamos a favor de llegar a consensos, pero si creemos en él”, ha enfatizado Comesaña, que entiende que es “pronto” para tomar decisiones sobre algunas cuestiones de Semana Santa a cuatro semanas vista y cuando faltan dos ciclos epidemiológicos.

“No es un problema de cierre perimetral sí o no, si no de la forma en la que ese supuesto consenso se quería forzar”, ha aseverado el conselleiro quien ha aclarado que la queja no es por los puntos del debate, sino por el “procedimiento”.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.