Garsan dispone de mantas calefactoras para el sector alimentario y farmacéuticos

Actualmente, los sectores alimentario y farmacéutico están muy regulados.

Por esta razón, requieren preservar la temperatura de los productos de la manera más eficiente para mantener la calidad y la seguridad del consumidor. Teniendo esto en cuenta, las mantas térmicas para bidones de 15 / 50 / 105 y 200 litros se presentan como aliadas indispensables para estos sectores. Garsan es una firma especializada en la fabricación y distribución de mantas calefactoras en toda América Latina. Sus mantas calefactoras no solo ayudan a encarar los principales desafíos térmicos que enfrenta el sector alimentario y farmacéutico, sino que además ofrecen otras interesantes ventajas.

Los principales retos térmicos del sector alimentario y farmacéutico

Los sectores farmacéutico y alimentario se enfrentan constantemente a diversos retos, debido a la sensibilidad térmica de sus productos. Los materiales farmacéuticos, por ejemplo, suelen tener compuestos químicos delicados que, cuando se exponen a condiciones térmicas y inadecuadas de bajas temperaturas, el contenido de los bidones se solidifica y nos es posible extraer en su totalidad el contenido de los mismos, y como resultado en el proceso se piérdenos muchas horas y desperdicios de materias prima.

Por otro lado, en el sector alimentario, el deterioro de los bienes debido a las variaciones de temperatura afecta tanto su calidad como su seguridad para la salud pública. En otras palabras, la exposición de estos productos a una temperatura inadecuada conduce a un deterioro acelerado, pérdida de eficacia de los medicamentos y/o la proliferación de microorganismos en los alimentos. Por esta razón, las mantas calefactoras se han convertido en una solución efectiva frente a estos retos. Estas ayudan a prevenir este tipo de problemas, manteniendo unas condiciones de temperatura ideales durante el transporte y almacenamiento.

Beneficios de las mantas calefactoras para bidones de 15 / 50 / 105 y 200 litros

El principal beneficio que ofrecen las mantas calefactoras para productos alimenticios y farmacéuticos, es mantener la temperatura adecuada para poder extaer el contenido efe materia prima

. Al utilizarlas para rodear los tambores, estas crean una barrera aislante que evita transferencias térmicas no deseadas. Por otro lado, hay que destacar también su versatilidad, ya que se adaptan fácilmente a diferentes tamaños. Ya sea que se trate de un bidón de 15 litros, o de uno de 200 litros, las mantas calefactoras garantizan una temperatura dentro de los parámetros ideales, independientemente del ambiente exterior. Otro beneficio es la eficiencia energética. Al utilizarlas, se reduce considerablemente la necesidad de sistemas intensivos de refrigeración o calefacción. Esto no solo ahorra costes operativos, sino que también alinea las prácticas industriales con los principios de sostenibilidad.

En conclusión, las mantas calefactoras de Garsan para bidones de 15 a 200 litros garantizan la seguridad y calidad de los productos alimentarios y farmacéuticos. Estas aseguran un aislamiento térmico fiable, lo que sumado a su versatilidad y a sus diferentes beneficios, las hacen una inversión estratégica para las empresas. Especialmente para aquellas que valoran la integridad de sus productos, y que estos cumplan con los rigurosos requisitos de sectores como el alimentario y farmacéutico.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.