Garzón asegura que la transición agroecológica «va en beneficio» de los productores aunque el sector sea «reticente»

Advierte de que la dieta actual de jóvenes españoles «es más lesiva» para salud y planeta: «Tenemos que corregirlo»

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha asegurado que la transición agroecológica, hacia un consumo más sostenible para el planeta, «va en beneficio» de los productores, a pesar de que el sector sea «reticente» al cambio.

«Lo que hace falta es apuntar más alto, ver el problema y llegar a un acuerdo con el sector para transitar este camino, son criterios distintos y necesitamos otro criterio y no el de la rentabilidad. Es un sector reticente de que hay que tomar un camino alternativo que va en su beneficio en un sentido mayoritario», ha subrayado.

Así lo ha manifestado este jueves 6 de octubre el ministro de Consumo durante un encuentro del ciclo ‘Diálogos por un consumo sostenible’, una iniciativa del Ministerio para abordar los retos y desafíos de sostenibilidad de las personas consumidoras.

Durante su intervención, ha advertido de que la dieta actual de los jóvenes españoles «es más lesiva» tanto para la salud como para el planeta, por lo que ha instado a «corregirlo». «La dieta mediterránea se ha perdido en la práctica pero no en el discurso, todo el mundo está orgulloso de la dieta mediterránea pero en la práctica se está perdiendo», ha señalado Garzón.

El responsable de Consumo también ha incidido en que, además de la alimentación, «el lado de la producción también es relevante» para combatir la emergencia climática. ¿Sería suficiente con que todos cambiáramos la dieta o tendríamos que abordar también la producción?», se ha preguntado

Así las cosas, Garzón ha defendido que «no parece suficiente cambiar la dieta» si la industria española «está dedicada a la exportación». «Es una relación social consumo y producción y hay que abordar ambas al mismo tiempo», ha manifestado.

Para el ministro de Consumo, el impacto del cambio climático está «asociado con el coche o las grandes industrias», pero al hacer un análisis sobre la alimentación se observa con que «la dieta mediterránea se ha perdido en la práctica pero no en el discurso».

La investigación, según ha subrayado Garzón, «siempre incrementa el stock de conocimiento». No obstante, ha matizado que «no hace falta más investigación» para saber que hay un «grave problema» medioambiental: «Tenemos que mirar hacia otro lado, al lado de la intervención pública, la intervención política, una política que llegue al día a día, a las transformaciones de la sociedad».

(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.