Habrá acuerdo entre Reino Unido y la UE por el Brexit siempre y cuando se apruebe en los parlamentos de ambas partes

Reino Unido y la UE han conseguido acordar, bajo la campaña, unas nuevas condiciones sobre el Brexit antes de una reunión de líderes europeos en Bruselas.

El primer ministro Boris Johnson tuiteó: «Tenemos un nuevo gran acuerdo que retoma el control».

Las dos partes han estado trabajando en el texto legal de un acuerdo, pero aún necesitará la aprobación de los parlamentos del Reino Unido y de Europa.

El DUP (Irlanda del Norte) han puesto en duda su éxito, diciendo que aún no pueden apoyarlo.

El partido de Irlanda del Norte, ha emitido por su parte, una declaración diciendo que no podían respaldar las propuestas «tal como están las cosas» y, después del anuncio del primer ministro, dijo que su declaración «sigue en pie».

El líder laborista Jeremy Corbyn, por su parte, que el acuerdo sonaba «incluso peor» que lo negociado por la predecesora del primer ministro, Theresa May, y que «debería ser rechazado» por los parlamentarios.

Pero el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha declarado que era un «acuerdo justo y equilibrado».

En una carta recomendando el acuerdo al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, también ha declarado: «Ya es hora de completar el proceso de retirada y avanzar, lo más rápido posible, a la negociación de la futura asociación de la Unión Europea con el Reino Unido».

Tanto él como Johnson han instado a sus respectivos parlamentos a respaldar el acuerdo.

Los parlamentarios británicos aprobaron una ley en septiembre que requiere que el primer ministro solicite una extensión el 19 de octubre si el Parlamento no ha acordado un acuerdo o ha respaldado irse sin un acuerdo para esa fecha.

Las propuestas de Johnson para un nuevo acuerdo de Brexit dependían de deshacerse del controvertido respaldo: la solución negociada entre Theresa May y la UE para resolver los problemas en la frontera irlandesa después de que el Reino Unido se vaya.

Al eliminarlo, esperaba asegurar el apoyo de los Brexiteers en su propio partido y en el DUP, que podría ser la clave para obtener los números para una votación exitosa en los Comunes.

El principal negociador de la UE, Michel Barnier, ha dicho que el nuevo acuerdo se basa en cuatro elementos principales:

  • Que Irlanda del Norte seguirá alineada con un conjunto limitado de normas de la UE, especialmente relacionadas con los bienes
  • Que Irlanda del Norte permanecerá en el territorio aduanero del Reino Unido, pero «seguirá siendo un punto de entrada» al mercado único de la UE
  • Que exista un acuerdo para mantener la integridad del mercado único y satisfacer los deseos legítimos del Reino Unido sobre el IVA
  • Que los representantes de Irlanda del Norte podrán decidir si continúan aplicando las normas sindicales en Irlanda del Norte o no cada cuatro años

Barnier ha explicado en una conferencia de prensa en Bruselas que el punto final – permitir los votos en la Asamblea de Irlanda del Norte – fue «una piedra fundamental de nuestro enfoque recientemente acordado».

La decisión se basaría en una mayoría simple, en lugar de requerir que una mayoría de sindicalistas y nacionalistas apoyen las normas para que puedan aprobarse.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.