Hamilton sufre pero consigue en México su cuarto título de la F1

El británico Lewis Hamilton sentenció ayer su cuarto título en la Fórmula 1 a pesar de haber quedado lejos del podio en el Gran Premio de México.

Su noveno puesto fue sin embargo suficiente para acumular una diferencia indescontable sobre el alemán Sebastian Vettel, que terminó cuarto y no pudo alargar la pelea por el título en las dos carreras que restan de la temporada, en Brasil y Abu Dabi.

Hamilton, el piloto de Mercedes que ya había sido campeón en 2008, 2014 y 2015, sumó así una nueva consagración y definió a su favor el trepidante duelo que libró todo el año con Vettel, que en varios momentos de la temporada fue líder.

De esta manera, Hamilton se pone a la altura de su rival de Ferarri y del francés Alain Prost, que también tienen cuatro títulos, mientras que solo tiene por delante al argentino Juan Manuel Fangio y al alemán Michael Schumacher, con cinco y siete coronas respectivamente.

«Quiero dar un gran agradecimiento a todos los que vinieron a apoyarnos», dijo el campeón nada más terminar la carrera.

«Mercedes ha sido increíble los últimos cinco años, así que estoy feliz de ser parte de ello», agregó el piloto, que ganó tres de sus cuatros campeonatos con la escudería de las «flechas plateadas».

«No se siente real, no es la clase de carrera que quiero, pero nunca me di por vencido, seguí insistiendo hasta el final», ahondó el tetracampeón.

«Estoy agradecido por hoy y solo quiero dedicarlo a mi familia, a mi equipo y a dios», señaló.

«Gracias, gracias, gracias, gracias. Cuatro veces gracias», le dijo Niki Lauda, ex campeón del mundo y hoy jefe del consejo de vigilancia de Mercedes.

La carrera, que ganó el holandés Max Verstappen, no fue fácil para los dos que se jugaban todo, Hamilton y Vettel.

El comienzo fue accidentado, se tocaron en la largada y ambos debieron entrar a boxes para volver a correr: el británico para cambiar los neumáticos, el alemán para cambiar el alerón delantero. Comenzaba otra prueba.

Vettel, que necesitaba ganar y que Hamilton no quedara dentro de los cinco primeros, ganó posiciones para llegar a ser cuarto, pero el británico hizo su parte y escaló hasta llegar a ser noveno.

A 13 vueltas del final, al alemán le quedaban por delante Verstappen, Bottas y Raikkonen. Pero estaba a 23 segundos del segundo lugar que le permitía seguir peleando hipoteticamente el título. «Mama mia, eso es demasiado», dijo el alemán a su equipo, acaso resignado.

Hamilton hacía su parte y le ganaba en las últimas vueltas un duro mano a mano a Fernando Alonso, como en los viejos tiempos, para asegurarse la novena plaza de la carrera y el campeonato.

Ya en ese momento, Vettel no tenía suficientes vueltas como para ganar la carrera en el Autódromo de los Hermanos Rodríguez.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.