Heridos 49 guardias civiles y 57 migrantes tras el intento de salto de 2.000 subsaharianos a la valla de Melilla

Un total de 49 guardias civiles y 57 migrantes han resultado heridos tras la entrada masiva de subsaharianos a Melilla protagonizada a primera hora de este viernes por unos 2.000 sin papeles «perfectamente organizado y violento».

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Melilla, el asalto registrado sobre las 08.40 horas provocó que «un grupo de más de 500 subsaharianos, tras romper con una cizalla la puerta de acceso del puesto de control fronterizo de Barrio Chino, iniciaran la entrada a Melilla, saltando por el tejado del mismo».

Según sus últimos datos disponibles, la cifra de los que han alcanzado el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) se eleva de 130 a 133.

Como consecuencia del salto, ha destacado que «49 agentes de la Guardia Civil han resultado heridos leves, salvo complicación y cuatro vehículos han sufrido daños en carrocería y rotura de lunas por el lanzamiento de piedras».

Por su parte, ha subrayado además que «57 migrantes han resultado heridos de diferente consideración, tres de los cuales están siendo atendidos en el Hospital Comarcal».

La Delegación del Gobierno también ha resaltado que, «a pesar del amplio dispositivo desplegado por las fuerzas de seguridad marroquíes, en coordinación con las Fuerzas de Seguridad del Estado de España», cerca de 1.500 migrantes consiguieron acercarse a las inmediaciones de Melilla.

En el dispositivo han participado por parte de la Guardia Civil un helicóptero, siete patrullas de seguridad, tres patrullas de la compañía Fiscal, tres equipos MIR y un dron y por parte de la Policía Nacional, cuatro patrullas y dos furgonetas de la UIP. Además, dos patrullas de la Policía Local han colaborado, cortando las carreteras para garantizar la seguridad del dispositivo y de los ciudadanos.

Se trata de la primera entrada de importancia que se produce en Melilla desde la normalización de las relaciones entre España y Marruecos en abril de 2022, tras el giro de posición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el Sáhara Occidental. Coincide, además, a pocos días de que se celebre la cumbre de la OTAN en Madrid, el 29 y 30 de junio, motivo por el que se han extremado las medidas de seguridad.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.