Impuestos y deudas impulsan la renuncia a miles de herencias en España

Durante el año 2023, en España se registró un fenómeno notorio: la renuncia a más de 60.000 herencias. Este suceso puede atribuirse a diversos factores, desde deudas hasta el elevado coste de los impuestos, como pueden ser el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el Impuesto del Incremento del Valor del Terreno Urbano (comúnmente conocido como plusvalía municipal), entre otros. 

España es el país que más grava las sucesiones y donaciones en Europa seguido de Bélgica, Francia y Dinamarca. Además, dentro del territorio español, las Comunidades Autónomas que imponen los mayores costos en el proceso de heredar son Aragón, Cataluña y País Vasco. En contraposición, en regiones como Madrid, Andalucía y Castilla y León, el proceso de heredar resulta más económico.

Por lo tanto, el elevado impuesto de sucesiones puede ser una de las razones fundamentales por la cual, las personas optan por renunciar a las herencias en España. Muchas personas se encuentran en la situación de no poder afrontar el pago requerido para recibir una herencia debido a la cuantiosa suma de dinero que implica este impuesto. En algunos casos extremos, las personas se ven obligadas a solicitar créditos para evitar la pérdida de la herencia. 

No obstante, hay quienes prefieren evitar complicaciones adicionales y, por ende, eligen renunciar a la herencia en lugar de lidiar con la carga financiera y administrativa que conlleva el impuesto de sucesiones. 

Sin embargo, el temor a heredar problemas parecen ser las causas principales. Aquellos que se enfrentan a esta situación podrían solventarlos a través de Grupo Hereda, quien les puede ofrecer una solución alternativa.

Este despacho, que cuenta con más de dos décadas de experiencia en la tramitación de herencias y genealogía sucesoria, les ofrece la posibilidad de vender los derechos hereditarios a cambio de una suma acordada entre ambas partes, evitando así no percibir nada por la herencia.

Antes de tomar la decisión irrevocable de renunciar a una herencia, Grupo Hereda brinda una alternativa: la posibilidad de vender derechos hereditarios. La cantidad acordada estará en manos del interesado en un corto plazo.

Es crucial reflexionar y evaluar si la herencia representa un verdadero perjuicio antes de renunciar a ella. La mayoría de veces, se toma esta decisión sin un análisis exhaustivo, perdiendo la oportunidad de acceder a soluciones alternativas.

Cuando se decide vender los derechos hereditarios, se está cediendo no solo los activos que eventualmente heredarías, como inmuebles, cuentas corrientes, acciones y otros bienes tangibles, sino también los pasivos asociados, como hipotecas impagadas, embargos, y cualquier otra deuda contraída por el difunto. 

De esta manera, se quedaría exento de cualquier responsabilidad financiera a consecuencia de que al vender tus derechos hereditarios, la parte compradora se subroga en todo ello. 

¿Por qué podría resultar interesante vender los derechos hereditarios?

La necesidad inmediata de liquidez, la complejidad de los procedimientos, los conflictos entre herederos, la imposibilidad de pago de impuestos y las barreras internacionales son algunas razones clave. 

Antes de renunciar a una herencia, hay que considerar la opción de vender los derechos hereditarios a Grupo Hereda. Optar por recibir una recompensa de lo que se pertenece, de lo que se merece. Si una persona se encuentra en una situación parecida a las detalladas anteriormente, puede consultar de forma gratuita al correo electrónico, info@grupohereda.com.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.