Inspección de Trabajo pide a Madrid que garantice la salud de trabajadores en centros educativos por el calor

La Comunidad de Madrid defiende que realiza actuaciones constantemente para mejorar el aislamiento térmico en los centros.

La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Madrid ha emitido un requerimiento a la Consejería de Educación y Universidades de la Comunidad de Madrid en el que le insta a garantizar la seguridad y salud de sus trabajadores de los centros educativos.

«Se requiere a la Administración competente para que garantice la seguridad y salud de sus trabajadores de los centros educativos en general y en particular de los centros de trabajo visitados e identificados, adoptando las medidas técnicas/organizativas que resulten procedentes que permitan garantizar unas condiciones ambientales adecuadas», según consta en el requerimiento.

En concreto, alude a algunos centros como el CEIP Santiago Ramón y Cajal, en Fuenlabrada, donde en junio se registraron temperaturas de 36 grados, al igual que en otros como el CEIP Alfonso Rodríguez Castelao en Móstoles.

Ante las consultas recibidas y relacionadas con la exposición a altas temperaturas durante la anterior ola de calor que asoló Madrid en junio, la Federación de Enseñanza de CC.OO. Madrid denunció ante la Inspección de Trabajo debido «a la inacción de la Consejería de Educación», ha señalado el sindicato en un comunicado.

«Un muy alto porcentaje de los centros educativos de todas las etapas no tiene medidas para poder cumplir con los rangos de temperatura que la legislación en materia de prevención de riesgos laborales marca como los adecuados para los lugares de trabajo», ha asegurado la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC.OO. Madrid, Isabel Galvín.

La Federación lleva años insistiendo en este asunto y ha efectuado diferentes de denuncias, destacando de entre todas ellas la efectuada en el mes de junio de 2017 ante una situación muy similar, ha recordado Galvín.

Entonces la Inspección ya emitió un requerimiento a la Consejería, «el cual no se cumplió y del que solo se derivaron un número ínfimo de actuaciones de bajo coste y apenas sin variar la situación», ha criticado la responsable sindical de Enseñanza.

«TIEMPO RÉCORD»

«En un tiempo récord, que no ha llegado a una semana, la Inspección de Trabajo ha visitado algunos de los centros afectados a modo de muestreo, haciendo mediciones, solicitando a las direcciones de los mismos una relación de medidas de actuación que se hubieran tomado si este hubiera sido el caso y comprobando la veracidad de los hechos denunciados por CC.OO., que han sido corroborados», ha subrayado el sindicato.

Aunque el curso escolar ha finalizado, el sindicato ha recordado que los equipos de orientación de los centros educativos y las escuelas infantiles trabajan hasta finales de julio. Además, ha destacado que «es un buen momento, con las aulas vacías, para adecuar las instalaciones».

«La Consejería de Educación debe actuar con toda urgencia, debe adecuar los centros educativos madrileños tanto para las olas de calor como para las de frío y aclimatarlos. Porque una cosa sabemos segura, próximas olas de calor van a venir y también sabemos que tendremos temperaturas extremas en invierno, luego hay que resolver la situación de forma inmediata y definitiva», ha concluido Galvín.

ACTUACIONES PARA MEJORAR EL AISLAMIENTO

Fuentes de la Consejería de Educación y Universidades han indicado a Europa Press que en este tipo de episodios de calor ya se enviaron a los centros educativos las recomendaciones sobre cómo actuar y se aplican cuando es necesario en otras ocasiones.

Se trata de medidas como evitar la exposición al sol y el ejercicio físico, garantizar la hidratación de los alumnos, utilizar la ropa adecuada o incrementar la ventilación a primera hora de la jornada.

Además, han subrayado que hay que tener en cuenta que son momentos «muy puntuales en los que muchas veces», como es el caso, ya está finalizando el curso y los alumnos tienen un horario reducido.

En esta línea, han indicado que la Comunidad de Madrid «realiza actuaciones constantemente para mejorar el aislamiento térmico de las instalaciones de los centros educativos de su competencia y limitar la entrada de calor o frío desde el exterior.» En temporadas de temperaturas extremas se adoptan las medidas que recomienda la Consejería de Sanidad.

En los centros de nueva construcción se tienen en cuenta su orientación, la colocación de toldos o viseras en ventanas, zonas de sombras en los patios y todas las medidas que sea posible implementar.

El importe para cumplir con la normativa en vigor de eficiencia energética supone aproximadamente un 20% del presupuesto total de la inversión en proyectos de nueva construcción, lo que supone una cantidad aproximada de 15 millones de euros al año, han detallado.

En cuanto a los centros existentes, se hacen obras de rehabilitación y conservación en los que se emplean elementos constructivos que mejoran la eficiencia energética.

Entre las actuaciones más comunes acometidas están la colocación de SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior) en fachadas para mejorar su aislamiento y minimizar las pérdidas, tanto de frío como de calor.

VENTILACIÓN Y SISTEMAS DE PROTECCIÓN

También se mejoran de condiciones de ventilación; se pone suelo radiante de agua fría en las Escuelas Infantiles y se mejora el aislamiento en las carpinterías: con instalación de ventanas con acristalamiento aislante, sustitución parcial carpintería de aluminio, reforma de carpintería exterior, reparación de carpintería metálica y sustitución o aislamientos de cubiertas.

Del mismo modo se instalan sistemas de protección contra el soleamiento como persianas, toldos, pérgolas, mallorquinas correderas, estores, colocación de láminas de control solar en vidrios etc.

En este sentido, la Comunidad de Madrid ha realizado desde 2015 a 2017 un total de 133 actuaciones por un importe total de 2.887.247,92 euros, mientras que entre 2018 y 2021 se han llevado a cabo un total de 180 actuaciones con una inversión de 2.637.706 euros.

Todas estas actuaciones se han centrado en hacer los centros docentes públicos más eficientes energéticamente y mejorar las condiciones de aislamiento térmico de los edificios para afrontar en mejores condiciones los episodios de temperaturas extremas, han trasladado las mismas fuentes.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.