Investigado por difundir pornografía infantil desde una empresa en la que trabajaba de informático

El sospechoso también estafó a la compañía un total de 85.000 euros, que desvió a una cuenta en Estados Unidos

VALENCIA, 10 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Guardia Civil de Valencia investigan a un hombre, contratado por una empresa de Catarroja (Valencia) como informático, por presuntamente acceder ilícitamente al perfil de una joven en una red social y publicar contenido pornográfico con una menor implicada desde las instalaciones de la compañía.

Además, el sospechoso, que posee una página web y un local dedicado a ofrecer servicios sexuales en Valencia, presuntamente estafó a la empresa de un total de 85.000 euros, que fueron desviados a una cuenta en Estados Unidos.

La Operación ‘REPRISAL’ se inició con la denuncia de una ciudadana por el acceso ilegal a su cuenta profesional de una conocida red social, desde la que se realizaron publicaciones en las que se simulaba ser ella, según ha indicado el instituto armado en un comunicado.

Al parecer, el ciberdelincuente accedió al citado perfil y realizó la publicación de una fotografía pornográfica en la que estaba implicada una menor de edad, lo que provocó el bloqueo automático de la cuenta en la red social.

Tras la investigación de los agentes de la Guardia Civil, se determinó que el ataque fue realizado desde una empresa de la localidad de Catarroja (Valencia), por lo que los agentes se personaron en el lugar.

Una vez entrevistados con los responsables de la misma, estos declararon que en la fecha en la que tuvo lugar el acceso ilícito a la red social se le había facilitado el acceso en las instalaciones a un informático, al que habían contratado para la gestión de la aplicación web de la empresa.

El trabajar acabó estafándoles 85.000 euros, que fueron desviados a una cuenta en Estados Unidos.

Por otra parte, la Guardia Civil observó que esta persona era poseedora de una página web y de un local en la ciudad de Valencia dedicado a servicios sexuales.

Las indagaciones determinaron que el investigado había actuado motivado por un deseo de venganza, ya que los responsables de la empresa habían detectado irregularidades que habían puesto en conocimiento del investigado, quien trató de ocasionar un perjuicio a la imagen pública de la empresa.

El sospechoso es un hombre de 56 años y de nacionalidad española, a quien se le imputan los delitos de revelación de secretos (por el acceso a mensajes personales, contraseñas privadas y publicación ilícita en un perfil de una red social), difusión y posesión de pornografía infantil y estafa.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Massamagrell.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.