Investigan también por dos delitos más al sospechoso de rociar ácido a su exnovia

Salida de los juzgados de Fuengirola (Málaga) de 'El Melillero' - EUROPA PRESS/ALEX ZEA

El Juzgado de Violencia contra la Mujer número 3 de Málaga ha sumado los delitos de amenazas y daños a la investigación sobre el sospechoso de rociar con ácido a dos mujeres, una de ellas su exnovia, en la localidad malagueña de Cártama. El investigado niega los hechos.

Este joven, conocido como ‘El Melillero’, ha sido citado este miércoles después de que un juzgado de Fuengirola decretara su ingreso en prisión provisional y remitiera las diligencias al de violencia contra la mujer de Málaga para que lleve el caso.

Ahora, este juzgado ha ratificado la prisión provisional y le investiga por dos delitos de tentativa de asesinato, amenazas y daños, han asegurado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). La causa sigue bajo secreto.

El joven, que ha sido trasladado desde la prisión malagueña de Alhaurín de la Torre hasta la ciudad de la justicia, se ha manifestado en el juzgado en el mismo sentido de su primera comparecencia judicial en Fuengirola; ha negado haberlo hecho y ha dicho que jamás hubiera deseado una cosa así, han señalado a Europa Press fuentes del caso.

La declaración ha tenido lugar aproximadamente a las 09.30 horas. El investigado se ha acogido a su derecho constitucional a no responder a las preguntas de la jueza y del representante del ministerio fiscal y sólo ha contestado a las cuestiones de su defensa.

Los hechos por los que fue detenido, tras varios días de búsqueda por parte de las Fuerzas de Seguridad, tuvieron lugar el martes día 12 de este mes de enero poco después de las 14.00 horas en Cártama. Al parecer las dos chicas estaban en el interior de un vehículo cuando se les acercó otro coche, en el que iba el presunto autor de los hechos, y les roció con un bote con ácido.

Además, también está previsto que se celebre este miércoles un juicio en el Juzgado de lo Penal número 13 de Málaga en el que está acusado por el supuesto maltrato a otra expareja, a la que presuntamente golpeó y arrastró en una discoteca en 2016, tras lo que la amenazó en redes sociales y por teléfono.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.