Irene Montero rechaza conciliar con el ex marido de María Sevilla en el litigio por presentarle como un «maltratador»

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha rechazado llegar a un acuerdo con Rafael Marcos, el ex marido de María Sevilla –la ex presidenta de Infancia Libre indultada por el Gobierno tras haber sido condenada a dos años y cuatro meses de prisión por sustracción de menores y a la pérdida de la patria potestad de su hijo–, que reclama a la dirigente ‘morada’ 85.000 euros por presentarle «como un maltratador, tanto de su hijo como de su ex pareja».

Según las fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, el acto de conciliación estaba previsto para este miércoles, pero poco antes el abogado de Montero ha comunicado al Juzgado de Primera Instancia Número 35 de Madrid que no asistiría, rechazando así llegar a un acuerdo con Marcos. Al no conciliar, las mismas fuentes señalan que lo más probable es que ahora se proceda presentando una demanda contra la ministra de Igualdad por vulneración del honor.

A la puerta de los juzgados madrileños se han concentrado miembros de la Asociación Nacional de Ayuda a las Víctimas de Violencia Doméstica (ANAVID), que han lanzado un ‘crowdfunding’ para ayudar a Marcos a costear el proceso judicial. Su vicepresidente, Jesús Muñoz, ha dicho en declaraciones a la prensa que le parece «sumamente grave» que se mande el mensaje de que «haga lo que haga una mujer siempre va a ser indultada con el beneplácito del Gobierno».

Las citadas fuentes apuntan que aún quedan pendientes los actos de conciliación con la secretaria de Estado de Igualdad y para la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, y con la periodista Ana Pardo.

Los abogados de Marcos, del despacho Arroyo Abogados y Novalex Spain, solicitaron el pasado mes de junio la celebración de un acto de conciliación con la ministra de Podemos como requisito previo para poder presentar una demanda por presunta intromisión ilegítima en el derecho al honor.

En su escrito, requerían a Montero que reconociera que las declaraciones que realizó el pasado 25 de mayo en el acto de inauguración de la nueva sede del Instituto de las Mujeres son «inciertas y determinan una intromisión ilegítima» en su derecho al honor.

El ex marido de Sevilla asegura que la ministra le «presentó» como un «maltratador tanto de su hijo como de su ex pareja» y exige que le indemnice con 85.000 euros y «publique rectificación, a su costa y por el mismo medio, que contenga reconocimiento expreso de la incerteza de los hechos que se le imputaron».

En la misma línea se dirigía contra Rodríguez, a la que reclama 65.000 euros y que reconozca que las declaraciones que realizó los pasados 24 y 25 de mayo en diferentes medios de comunicación y en el mismo sentido que Montero son «inciertas y determinan una intromisión ilegítima» en su derecho al honor.

Por último, pedía a la informadora que manifestara que las declaraciones que hizo el pasado 26 de mayo en RTVE, «en las que afirmó que había sido condenado por abusos sexuales y lo calificó de pederasta son inciertas». En su caso, le pide una indemnización de 10.000 euros y amenaza con una querella por calumnias.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.