Julià Guillamon describe la transformación de la montaña y el bosque en el libro ‘Les hores noves’

«Se ha cortado una continuidad cultural y no se es consciente», asegura

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

El escritor y crítico literario barcelonés Julià Guillamon ha publicado ‘Les hores noves’ (Llibres Anagrama), un libro con el que busca observar y reconectar con el bosque y la montaña a través de la descripción de las transformaciones y cambios que sufren.

En un encuentro con periodistas, Guillamon ha remarcado que quería ver cómo «las cosas van cambiando y transformándose» observando las pequeñas variaciones del día a día y las secuencias completas de procesos naturales y trasladarlo a la escritura.

En las piezas cortas que componen la obra –que toma como referente ‘Les hores’ de Josep Pla–, Guillamon habla de plantas, de gente que vive de la tierra, de casas de payés habitadas o vacías y de los cambios que sufre el paisaje a lo largo del año.

Ha alertado de que «se ha cortado una continuidad cultural ancestral y no se es consciente de la magnitud y de la dificultad de recuperarlo y de reconexión con este mundo».

«OBSESIONADOS CON LA INMEDIATEZ»

«Vivimos obsesionados con la inmediatez y rapidez. Cuando ves la montaña hay ciclos muy largos», ha remarcado el autor, quien ha explicado que escribe sobre aspectos con los que busca reproducir la sensación de cuando caminaba por la montaña.

Julià Guillamon ha incidido en la idea del corte cultural, remarcando que en la actualidad los pueblos son «tan urbanos o más» que las ciudades, una cuestión que sorprende cuando hace escasos años los habitantes de los pueblos hacía poco que estaban allí porque venían de casas de payés.

Guillamon se ha erigido como una persona «antinostalgia» pero ha remarcado que se han perdido valores de carácter colectivo.

Ha afirmado que le gustan aquellos libros que van evolucionando y que este libro siempre ha tenido la idea de «pintar al natural», en el que la parte de memoria personal del libro va desapareciendo y siendo un relato en directo.

Julià Guillamon ha subrayado que ha rehuido de presentar una «naturaleza sublime» y de grandes palabras, sino que ha optado por un lenguaje sencillo, natural, vinculado a la vida cotidiana de la gente.

El libro va acompañado de fotografías con las que ha querido componer una suerte de «dietario fotográfico» para ayudar y acompañar al lector en la lectura, ha explicado Guillamon.

El escritor ha remarcado que este volumen completa junto a ‘Travessar la riera’ y ‘Les cuques’ una continuidad, con este siendo el más «luminoso» de los tres, pero también el de mayor incertidumbre con un mundo que cada vez se vuelve más seco.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.