Junta andaluza dice que los fondos extra a Barcelona hacen de la cultura «un precio a pagar a los independentistas»

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, ha apuntado que las «inversiones por valor de 20 millones de euros para cultura exclusivamente para la ciudad de Barcelona convierte a la cultura en una moneda de cambio, en un precio a pagar a los independentistas», toda vez que ha asegurado que este tipo de actitudes «intoxican la cultura, porque siendo un factor de cohesión, la cultura la ha puesto a disposición de la desigualdad y de la división».

La consejera ha respondido así a una pregunta formulada al respecto en el Pleno del Parlamento por la popular María Pilar Pintor, toda vez que ha afirmado que «hoy es un día triste» para «el sector cultural y patrimonial», porque «la misma izquierda que sustenta al gobierno de la nación, unida en este caso a Vox, votó ayer en contra de unos presupuestos que contemplan una inversión histórica en cultura y patrimonio».

«Y ese mismo bloque –ha continuado– en un doble castigo al sector cultural en Andalucía, no ha dicho ni pío sobre el Real Decreto de hace dos semanas por el que se dan 20 millones de euros para inversiones extraculturales exclusivamente a la ciudad de Barcelona».

Según la titular de Cultura, «es evidente que Andalucía no debe ser una prioridad para el Gobierno del señor Sánchez y no lo esconde, pero desde luego los que están aquí tampoco lo defienden», al tiempo que ha añadido que este RD de 20 millones de euros extra «convierte a la cultura en una moneda de cambio, en un precio a pagar a los independentistas» y que este tipo de actitudes «intoxican la cultura, porque siendo un factor de cohesión, la cultura la ha puesto a disposición de la desigualdad y de la división».

«Esos 20 millones de euros extra para Barcelona, para su sector cultural, es un agravio no solo los andaluces, sino al resto de los españoles, una injusticia ante la que esta consejería no se va a callar, aunque el resto de grupos de esta Cámara siga callado».

Del Pozo ha apuntado, además, que «no vamos ni contra la ciudad de Barcelona ni contra el Liceo ni contra ninguno», pero «defendemos nuestra extraordinaria riqueza, porque además estamos convencido de que nuestra riqueza creativa y patrimonial es única, no solo en España, sino en el mundo entero» y nuestros creadores, nuestros artistas, nuestro museos «no van a poder contar con esa medida de gracia presidencial». «Nosotros, desde luego, no lo compartimos», ha concluido.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.