Actualidad

La Audiencia de Asturias condena a 24 años de prisión al confitero de Avilés por asesinar a su esposa en 2016

Foto: RTPA

La Sección Tercera, ciñéndose al veredicto del Tribunal Popular que le juzgó, considera probados también los agravantes de parentesco y desprecio de género

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Asturias ha condenado a 24 años de prisión a un conocido confitero de Avilés que asesinó a su mujer en el domicilio que compartían en enero de 2016. El magistrado presidente del Tribunal del Jurado que le juzgó le impone además en concepto de responsabilidad civil 100.000 EUROS a cada uno de los padres de la víctima,50.000 euros a dos de sus hermanos y 40.000 euros a otros tres.

Los hechos probados que recoge la sentencia, detallan que mientras su mujer se encontraba dormida, su marido acudió al dormitorio “armado con una llave inglesa y guiado por el ánimo de acabar con la vida de su mujer, le propinó numerosos golpes en la cabeza y continuó golpeándola de forma reiterada, provocándole un traumatismo craneal severo que le causó la muerte”.

Según la sentencia, el pastelero avilesino “no solo pretendía con estos golpes brutales acabar de manera consciente y deliberada” con la vida de su esposa, sino también “producirle un extraordinario y desmedido dolor”.
La sentencia recoge además como antes de que la mujer falleciera como consecuencia de los golpes, “su marido le colocó un almohadón sobre la cara ejerciendo presión para tratar de asfixiarla, lo que le ocasionó obstrucción de entrada de aire por intento de asfixia”.

El jurado popular concluyó en su veredicto que en el crimen concurría también la agravante de género. En este sentido, la sentencia recoge que el carácter de la víctima se fue transformando paulatinamente en los últimos años, haciéndose más introvertida y menos social. “Su vida se redujo a trabajar en la confitería y cuidar a sus padres. Sus únicas salidas eran en compañía de su marido y el único contacto ajeno a su propia familia era con una tía de su marido, a la que comentó sus intenciones de separarse, y con la que hablaba a escondidas del acusado. Se vio obligada a distanciarse de su familia, llegando sus padres a no querer pasar días en la vivienda conyugal al ver el trato que dispensaba a su mujer”, prosigue la sentencia.

La sentencia, que no es firme, puede ser recurrida ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.