La Audiencia Nacional se cuestiona su competencia para juzgar la primera pieza del ‘caso Villarejo’

El tribunal no observa relación entre esta pieza separada y el resto de ‘Tándem’

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Nacional ha cuestionado su propia competencia para juzgar la pieza separada número 1 del llamado ‘caso Villarejo’, donde están procesados el empresario Francisco Menéndez, el denunciante que propició el estallido de ‘Tándem’, y el ex comisario jefe del aeropuerto de Barajas Carlos Salamanca.

En una providencia del pasado lunes, a la que ha tenido acceso Europa Press, el tribunal formado por Ángela Murillo, Teresa Palacios y Juan Francisco Martell pone de manifiesto que los dos acusados no tienen «ninguna relación» con los principales implicados en el resto de piezas separadas, entre los que destaca el ahora comisario jubilado José Manuel Villarejo.

De lo cual deducen que tampoco habría vinculación entre esta primera pieza y las demás –cerca de una treintena–, con lo que podrían no serle de aplicación los criterios establecidos en la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) que hacen a la Audiencia Nacional el tribunal competente para juzgar los hechos.

Así las cosas, los magistrados han pedido a las partes –la Fiscalía Anticorrupción, la acusación popular y las dos defensas– que den su opinión acerca de si esta pieza número 1 debe ser juzgada por la Audiencia Nacional.

Una vez escuchadas las partes, el tribunal ofrecerá su «respuesta jurídica», aclarando si la vista oral por estos hechos debe celebrarse en la Audiencia Nacional o en los juzgados madrileños, que serían entonces los competentes.

HASTA DIEZ AÑOS DE CÁRCEL

El Juzgado Central de Instrucción Número 6 procesó a Salamanca por haber aceptado hasta 2015 dádivas de elevada cuantía del empresario a cambio de facilitar la entrada al aeródromo madrileño a los clientes ecuatoguineanos de Menéndez.

Anticorrupción pide para Salamanca una pena de 10 años de cárcel: 6 por un delito continuado de cohecho pasivo y otros 4 por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, así como una inhabilitación especial para empleo y cargo público y para el ejercicio del derecho al sufragio pasivo durante 10 años por un delito continuado de prevaricación administrativa. Además, en el ámbito pecuniario, reclama que sea condenado a restituir 930.731,53 euros.

En el caso del Menéndez, donde Fiscalía aprecia una atenuante de colaboración como denunciante de la causa, solicita 6 meses de prisión, 3 meses como autor de un delito continuado de cohecho activo cometido por particular y otros tantos meses como cooperador necesario de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, y la misma inhabilitación que para Salamanca como cooperador necesario de prevaricación administrativa.

Según el relato del Ministerio Público, Menéndez dio a Salamanca dinero y regalos, para sí y para el disfrute de sus familiares más cercanos, como su esposa y su hijo para favorecer la entrada ilegal en España de sus clientes –responsables de la petrolera estatal de Guinea Ecuatorial, (GEPETROL)– y de su suegra, que carecían de visado, así como la salida del propio empresario y sus socios ecuatoguineanos sin pasar por el control aduanero.

Salamanca se habría aprovechado de su cargo para ordenar que se expidieran «por su mera voluntad y de forma arbitraria» los visados necesarios, «con pleno conocimiento de que la autorización de entrada en España de una serie de ciudadanos extranjeros no se ajustaba a la legislación en vigor» y, por tanto, «incumpliendo groseramente los requisitos legalmente establecidos».

La Fiscalía destaca que Salamanca también dispensó un tratamiento especial y personalizado, totalmente injustificado», a Menéndez y a sus clientes que consistió en recogerles con vehículos policiales en la escalerilla del avión a su llegada a Madrid y llevarles hasta la salida del aeropuerto para que no pasaran por aduanas, «facilitándoles de esta manera la introducción de elevadas cantidades de dinero en efectivo» sin declararlo.

DOS PORSCHE, UN ROLEX Y PALCO EN EL BERNABÉU

El empresario «corrompió» a Salamanca con «vehículos de alta gama, relojes y viajes de lujo, palcos deportivos, beneficios económicos a terceros y entregas de dinero en efectivo».

En concreto, le regaló dos Porsche, un Cayenne de 65.999,99 euros y un Panamera de 116.537,70 euros; un Rolex Oyster Perpetual de 30.700 euros y un Hublot Geneve de 8.300 euros; un viaje a Londres para Salamanca y su mujer con todos los gastos pagados del que solo se han podido cuantificar 4.429,22 euros en alojamiento y traslados; y el alquiler durante dos años de un palco en el estadio Santiago Bernabéu por un total de 659,811,22 euros.

Menéndez también accedió a prestar 66.000 euros a unos amigos de Salamanca que amenizaban las fiestas que ofrecía a sus amigos para que pudieran sufragar la producción y edición de grabaciones de música flamenca.

‘PROYECTO KING’

El empresario presentó en 2017 una denuncia y una documentación (una ‘Propuesta Económica’ y anexos denominados ‘Proyecto King’) que revelarían delitos de cohecho y blanqueo de capitales, dando lugar a una investigación a la que también aportó datos sobre cuentas bancarias en el extranjero.

A través de esas cuentas se canalizaron parte de los pagos recibidos por Villarejo, que van desde una cuenta en Suiza hasta posiciones bancarias de Panamá y Uruguay tituladas por mercantiles cuyo titular real es el policía retirado.

‘King’ es la pieza principal de ‘Tándem’, la macrocausa donde se investigan los trabajos que Villarejo hacía a título privado para diversos clientes –desde particulares a empresas del IBEX 35– valiéndose, supuestamente, de los medios policiales a su alcance.

De momento, solo han llegado a juicio tres piezas separadas –‘Land’, ‘Iron’ y ‘Pintor’, sobre presuntos trabajos de espionaje– donde la Fiscalía pide en total más de cien años de cárcel para Villarejo. Las defensas también han cuestionado la competencia de la Audiencia Nacional para celebrar este triple juicio, hasta el punto de que el abogado del comisario jubilado, Antonio José García Cabrera, pidió suspenderlo a la espera de que se juzgara ‘King’.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.