La crisis se agiganta en el Barça

Tras perder la Supercopa, un título que además de romper su sequía podía levantar el ánimo de la parroquia culé, las dudas acerca del proyecto regresan en otra campaña en la que parece que será en blanco para los azulgranas.

Desde el 19 de mayo del 2019, el FC Barcelona no ha vuelto a ganar ningún título con el que ampliar un palmarés que venía lanzado en las anteriores temporadas, pero que de repente se ha frenado de golpe. Su última caída, la de una Supercopa de España en la que se volvió a ver una imagen pobre de los de Ronald Koeman cuando eran favoritos para levantar el trofeo ante el Athletic Club de Bilbao.

Todo esto, unido a una temporada 2020-2021 con muchas dudas en torno a la posibilidad de llevarse algo, hace pensar que lo más probable es que el equipo se vuelva a quedar de vacío pese a que disponga de apuestas en vivo bastante buenas, que le ven como favorito para la mayoría de los partidos que tiene que disputar.

LaLiga Santander se da prácticamente por perdida a estas alturas de la película, ya que para ganarla habría que mantener una regularidad casi absoluta, sin fallar, y que Atlético de Madrid y Real Madrid fallasen durante mucho tiempo, sobre todo los rojiblancos. Ni que decir tiene una Champions League en la que los culés ya tienen un duelo sumamente complejo en los octavos de final frente al París Saint-Germain.

¿Cuándo volverán los éxitos a Can Barça?

Por eso, la Supercopa parecía la mejor bala para una entidad acostumbrada a ganar mucho en la última década, pero que ha dado un bajón de rendimiento casi absoluto. De hecho, desde el mencionado 19 de mayo del 2019 en el que el Barça fuera campeón de Liga (2018-2019), los culés han ido sumando fracaso tras fracaso, comenzando por aquella final de la Copa del Rey del 2019 en la que cedieron inesperadamente ante el Valencia. Después vinieron las cuatro competiciones que disputaron el curso pasado, con eliminaciones muy sonadas y dolorosas como las de la Supercopa de España contra el Atleti, que supuso el final de Ernesto Valverde en su banquillo, o aquel 2-8 en la Champions con el todopoderoso Bayern de Múnich en frente.

A partir de aquí, la duda no está en saber si esta campaña peleará o no por los títulos, algo que se antoja verdaderamente complicado, sino en conocer cuándo los blaugranas podrán levantar un trofeo y romper esta mala racha de resultados que empieza a parecerse a las otras dos crisis institucionales que ha habido en el club catalán durante este siglo XXI, que les tuvo seis y tres años sin llevarse una competición.

Pero, lo que está claro es que este equipo necesita nuevos alicientes y empezar a ver la luz al final del túnel, ya que después de una oportunidad casi única como la de la Supercopa, ante un conjunto teóricamente inferior y que tuvo menos descanso, apenas mostró argumentos como para llevarse el título, empezando por un fútbol escaso y una clara falta de ritmo, y terminando por el hecho de no haber sabido cerrar el partido cuando tocaba.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.