La importancia de ayudar a los adolescentes a gestionar sus emociones, por Silvia Fonseca

Al igual que a lo largo de toda la historia, en los tiempos actuales, los jóvenes también se han visto sometidos a diferentes cambios políticos, sociales y avances tecnológicos; lo que ha generado, en muchos de ellos ansiedad, estrés, depresión y otros trastornos psicológicos.

Ante estas situaciones, muchos padres y madres, así como especialistas en la educación y la pedagogía en general, se han visto obligados a aprender a gestionar y regular sus propias emociones, para ayudar a los adolescentes. En este sentido, la psicología clínica es uno de los recursos y herramientas más buscados y practicados.

Silvia Fonseca, psicóloga clínica, sexóloga y especialista en la psicología adolescente, ofrece terapias para jóvenes menores de 18 años, ampliando sus perspectivas, ofreciéndoles soluciones, nuevos conocimientos y prácticas para que estos, con el acompañamiento de sus padres o representantes, aprendan a gestionar adecuadamente sus emociones, a actuar diligentemente y a pensar de manera positiva, sin importar el tipo de situación que la vida les presente.

Tener pensamientos sanos para tener unas emociones sanas

Silvia Fonseca ofrece a sus pacientes adolescentes una amplia gama de tratamientos, prácticas saludables, sesiones individuales y herramientas digitales para preservar la salud mental. Las emociones sanas son el resultado de una mente renovada, libre de mentiras y estigmas errados, y cultivada con nuevos conceptos, afirmaciones, pensamientos positivos.

A través de una evaluación completa, en la que se observarán los intereses personales del paciente, sus entornos sociales y familiares, tipo de personalidad, temperamento, conducta, valoración de la autoestima y otros aspectos, la especialista decidirá el tratamiento, así como la cantidad de terapias y actividades prácticas, para preservar su bienestar mental y emocional.

Consultar a un experto tiene sus frutos

Después de ejercer la docencia infantil y enfrentarse a los distintos padecimientos psicológicos que sus estudiantes manifestaban, Silvia decidió dedicarse a la psicología clínica, siendo la asistencia de adolescentes una de sus áreas de intervención preferidas. Con este oficio, Fonseca ha podido enseñar a muchos adolescentes a gestionar sus emociones, mejorar sus estilos de vidas y superar trastornos como la ansiedad, depresión, déficit de atención, problemas de conducta y comportamiento, entre otros.

Silvia Fonseca está al servicio, de forma presencial u online, de aquellos padres y madres que quieran aprender a gestionar sus emociones y criar adolescentes sanos y seguros de sí mismos. Por ello, les recomienda no esperar a experimentar situaciones traumáticas para llevarlos a terapia y suministrarles un tratamiento; sino llevarlos con la finalidad única de recibir capacitaciones y consejos que les permitan mejorar su estilo de vida y mantener un estado de salud mental sano.