La importancia de que sea un profesional quien registre una patente

Una idea original puede cambiar el mundo como nadie imaginaría. Debido a esto, patentar la propiedad intelectual e industrial es fundamental para garantizar los derechos sobre ella y para poder aprovechar sus beneficios en caso de que esta tenga éxito.

Sin embargo, para registrar una patente de manera exitosa, es necesario acudir con los profesionales correctos, es decir, un ingeniero en patentes. En este sentido, Miguel García-Cano, con más de 20 años de experiencia, y un número superior a 2.000 expedientes realizados, es uno de los profesionales indicados para este tipo de trámites.

Tramitar una patente

En líneas generales, existen dos modalidades principales de patentes, que son, por un lado, las patentes y de invención y, por otro, las de modelo de utilidad. Ambas tienen como objetivo la protección de las ideas e invenciones de una persona, pero con algunas diferencias: el procedimiento de concesión del registro de una patente es largo y complejo, mientras que en los modelos de utilidad es más sencillo. En el caso de las patentes, se requiere un nivel de novedad muy elevado y, en el modelo de utilidad, se requiere menos novedad, basta con que la invención sea nueva en España. En las patentes, se puede patentar todo aquello que sea nuevo y desconocido, tenga aplicación industrial y solucione un problema; mientras que solo los productos pueden ser objeto de modelo de utilidad. Por último, la concesión de patentes tiene una duración de 20 años y, en el caso de los modelos de utilidad, una duración de 10 años. No obstante, estas se componen de aspectos en común, que son un resumen de la invención, una descripción, reivindicaciones y, de ser posible, un dibujo de la misma. Para registrar una patente, hay varias opciones disponibles.

En España, el trámite se realiza presentándola ante la Oficina Española de Patentes y Marcas. Ahora bien, si lo que se busca es registrar una patente a nivel internacional, las instancias a las cuales hay que presentarla cambian. En caso de querer presentar una patente a nivel europeo, habrá que acudir a la Oficina Europea de Patentes; mientras que para registrar una a nivel internacional, el procedimiento solo se puede hacer en la entidad correspondiente en España o Suiza.

La concesión de la patente estará completa una vez que haya pasado una fase de examen de fondo y de forma, que garantice su viabilidad y originalidad.

Importancia de contar con un profesional en patentes

Los procesos de patentes requieren necesariamente de la colaboración de un ingeniero de patentes, ya que se trata de un procedimiento de mucha complejidad. Este profesional está formado y capacitado a nivel científico y técnico para llevar a cabo este tipo de trámites de la manera adecuada.

En gran medida, su intervención será lo que garantice que el registro de la patente sea exitoso. Miguel García-Cano, ingeniero de patentes profesional con más de dos décadas de experiencia, se caracteriza por ofrecer un trato directo con el cliente, una aportación técnica valiosa y agilidad y eficiencia en la gestión del proyecto de sus clientes. Sin mencionar que los precios que controla son muy competitivos, y representan una ventaja añadida.

Las ideas son únicas, las invenciones pueden generar un impacto inimaginable en la vida de las personas, y tener una patente de ello es fundamental. Profesionales como Miguel García-Cano serán, precisamente, los encargados de asegurar que el proceso se lleve a cabo de manera exitosa.