La mascarilla será obligatoria en Extremadura a partir de este sábado aunque haya distancia de seguridad

Gente en Santander | Juan Manuel Serrano Arce / Europa Press

El uso de la mascarilla será obligatorio en Extremadura a partir de este sábado, 11 de julio, para personas mayores de 6 años, “con independencia de si se mantiene la distancia de seguridad, que es de 1,5 metros”.

Así lo ha anunciado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, en una rueda de prensa en Mérida. El gobierno regional ha dictado una resolución para que la mascarilla sea obligatoria en toda la comunidad autónoma, aunque haya distancia de seguridad.

En concreto, a partir de este sábado la mascarilla será de uso obligatorio para mayores de 6 años en todo momento en la calle, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, independientemente de que se pueda mantener la distancia de seguridad o no.

En su intervención, el titular de Sanidad extremeño ha destacado la necesidad de “actuar con contundencia y previsión” en la lucha contra el coronavirus en Extremadura, donde en la actualidad existen cuatro brotes, tres de ellos en la ciudad de Badajoz y uno en Navalmoral de la Mata.

Con estos datos, Vergeles ha considerado que la situación epidemiológica de la comunidad extremeña “todavía es buena”, pero ha defendido esta medida de uso obligatorio de la mascarilla que “es cierto que provocará algunas incomodidades”, pero también supondrá “un beneficio para poder seguir transitando en la nueva normalidad, y no volver a fases pasadas de reescalada”.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado serán los encargados de controlar el uso obligatorio de la mascarilla, cuyo incumplimiento puede provocar sanciones de unos 100 euros, aunque podrán llegar hasta 6.000 euros en función de la situación, ha avanzado el titular de Sanidad, quien ha explicado que no usar este instrumento será considerado una infracción en materia de salud pública.

ABOGA POR QUE SEA OBLIGATORIO EN TODO EL PAÍS

Durante su comparecencia, Vergeles ha explicado que las mascarillas serán obligatorias para todos aquellos “que no tengan ninguna causa de excepcionalidad que vienen recogida en la normativa de nueva normalidad y de uso de mascarillas”.

En concreto, estarían exentas de esta obligatoriedad aquellas personas con problemas de salud mental “que les impida su utilización porque les produzca algún tipo de fobia”, o personas con problemas respiratorios, ha explicado.

En el caso de los corredores al aire libre, Vergeles ha entendido que “no les vamos a hacer que se pongan mascarilla”, aunque sí deberán llevarla aquellas personas que den paseos por el campo, al igual que aquellas que se sienten en terrazas al aire libre tendrán que tener puesta la mascarilla.

Además, en las piscinas será también obligatorio el uso de la mascarilla en todo momento “salvo que te metas en el vaso de la piscina”, ha señalado.

Según los datos aportados por el titular de Sanidad, desde que se inició el periodo de nueva normalidad el pasado 21 de junio, en Extremadura se han confirmado 170 casos positivos de Covid-19, de los que se mantienen activos 66 casos, de los que 45 están en el área de salud de Badajoz; nueve en el área de Navalmoral de la Mata; seis en el de Mérida; tres en Llerena-Zafra; dos en el área de Cáceres, y uno en el de Plasencia.

Ante esta situación “queremos ser contundentes en las medidas que tomemos”, ha resaltado el consejero de Sanidad, quien ha marcado el objetivo de “intentar por todos los medios que no pasemos a transmisión comunitaria descontrolada” del virus.

Y es que, según ha resaltado Vergeles, los extremeños lo han hecho “muy bien en las fases de desescalada”, pero ahora es necesario “seguir haciéndolo bien para mantener a raya el virus”, por lo que ha lamentado que “hay determinadas situaciones en la comunidad autónoma que están provocando contagios, y que se deben a un cierto relax en las medidas de prevención”.

Unas situaciones que están provocando “contagios en el ámbito comunitario que están dando origen a determinados brotes”, por lo que el consejero de Sanidad ha realizando un llamamiento a la sociedad extremeña “que ha sido tan colaboradora” para que continúe “en la línea de intensificar las medidas de control y de prevención”.

En ese sentido, ha alertado que “se empiezan a ver casos que provienen de fiestas y de reuniones, en ámbitos públicos y privados, así como en lugares de ocio”, algo que en la actualidad “no nos podemos permitir”, por lo que ha reiterado su llamamiento a la sociedad a “rechazar este tipo de comportamientos”.

“El relax de unos pocos puede ser motivo de preocupación de unos muchos, o de que volvamos a situaciones anteriores”, ha alertado el consejero de Sanidad, quien ha considerado que “la nueva normalidad es posible”, pero para ello es necesario tener “medidas de control que verdaderamente sirvan para vivir lo más normal posible”, como el uso obligatorio de mascarilla que ahora se establece.

Finalmente, el consejero de Sanidad ha explicado que él mismo propuso este pasado jueves en el Consejo Interterritorial de Salud un “acuerdo de cohesión” para que el uso de mascarilla sea obligatorio, aunque se pueda mantener la distancia de seguridad, en todas el territorio nacional.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.