La mujer de Villarejo pide su absolución y critica que se anteponga su «vinculación personal» a la falta de indicios

Destaca la «ocurrencia fáctica» y la «inferencia débil» en la que se basa Fiscalía para dirigir su acusación

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La defensa de Gema Alcalá, la mujer de José Manuel Villarejo, ha pedido su absolución en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por tres encargos privados supuestamente ilegales y realizados por el comisario jubilado al tiempo que ha criticado que la Fiscalía anteponga su «vinculación personal» a la falta de indicios en su contra.

Durante la exposición de su informe final, la representación de Alcalá ha destacado la «ocurrencia fáctica» y la «inferencia débil» en la que se basa Fiscalía para dirigir su acusación sin que persista «el más mínimo indicio de actividad criminal». «La acusación responde más a la intención de alterar vida personal y familiar que a los criterios de legalidad», ha añadido.

En este sentido, su representación ha defendido la «nula participación» de Alcalá en las tres piezas separadas que se ventilan en la vista oral: ‘Iron’, ‘Land’ y ‘Pintor’. Y es que, ha asegurado, de todo lo practicado solo se desprende su participación en «tareas secundarias» de las que no se precisa su «relevancia».

«Las cosas caen por su propio peso. Resulta evidente que a la vista del desarrollo del juicio el globo artificialmente hinchado que le implicaba en una supuesta actividad delictiva se ha desinflado hasta casi desaparecer», ha insistido.

«FUERTE VIOLACIÓN CONSTITUCIONAL»

Así, el letrado ha afirmado que el tribunal «debe inclinarse por la única certeza posible»: «Que no se opte por una ocurrencia fáctica basada en una inferencia débil inconsistente o excesivamente abierta». A su juicio, la acusación «opta por una hipótesis remotamente posible pero sin desplegar prueba suficiente que permitiera desactivar otras hipótesis hasta el punto de erigir una duda más que razonable» sobre la participación de Alcalá.

Por si no fuera poco, el abogado de la mujer de Villarejo ha sostenido que la prueba utilizada en su contra fue obtenida «con fuerte violación constitucional», llevando a que «los demás medios de prueba» estén «conectados a la fuente vulneradora».

En este contexto, el letrado ha criticado la «deriva en el modo y manera» en que tuvieron lugar los registros así como la recogida de los dispositivos intervenidos. «No quiero hacer ninguna referencia pero esto me recuerda a alguna película de algún director español de prestigio de películas de humor», ha afeado.

BONILLA «NO ES CENYT»

La sesión de tarde celebrada este lunes en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares también ha servido para escuchar el informe final de la defensa del inspector jubilado Antonio Bonilla, que ha aseverado que «no ha quedado acreditado que intermediara en ningún cohecho» para Villarejo o CENYT, su grupo empresarial.

«Tampoco que solicitara, cediera o revelara datos reservados para descubrir secretos o perjudicarlos», ha insistido, en relación a las empresas y particulares que habrían sido objeto de espionaje por parte del propio Villarejo. «Desde luego no ha quedado acreditado que Bonilla les haya causado perjuicio», ha apostillado.

Su abogado ha repetido que Bonilla «no es CENYT» esgrimiendo que nunca ha tenido un despacho en la Torre Picasso, el cuartel general del grupo. «No es CENYT porque no se reúne con sus clientes nunca. El Ministerio Fiscal dice que es CENYT porque tiene recursos. ¿Cuáles son? Supuestamente un teléfono o una cesta de navidad», ha criticado.

La realidad, según ha argumentado su abogado, es que Bonilla se encontraba en segunda actividad y sin destino desde 2010. Mediante AMBICOL, la empresa que constituyó, se dedicaba a prestar análisis de seguridad y riesgos. Sin embargo, el letrado ha vuelto a apuntar que esa sociedad «no era CENYT», en contra de lo sostenido por la Fiscalía.

«Si AMBICOL fuese una comercializadora de datos, ¿por qué no se ha facilitado los datos de todos los perjudicados y todas las piezas que están en el Juzgado Central de Instrucción? Hay 34 piezas de investigación y él solo está en dos. Si fuese una comercializadora, estaría investigado en todas y cada una de las piezas», ha defendido.

SOLO TRABAJÓ COMO LETRADO

El cierre de la sesión de este lunes ha corrido a cargo de David Macías, un letrado del despacho de abogados de Villarejo que ha optado por ejercer su propia defensa. Precisamente el propio Macías ha usado ese hecho para defender su inocencia, señalando que simplemente era un empleado contratado por CENYT para ejercer labores como letrado.

Adicionalmente, el acusado ha denunciado una vulneración de sus derechos en la causa al tiempo que ha criticado que la Fiscalía haya dirigido una acusación que considera arbitraria e inconcreta.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.