La obtención y la gestión de datos ambientales, «clave» en la transformación sostenible, según NTT Data

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La obtención y la gestión de los datos ambientales será «clave» en la transformación sostenible de las empresas, según ha asegurado el socio de green deal e ingeniería sostenible de NTT Data, Alonso Domínguez, que considera que las empresas deben dar un salto cualitativo en ese sentido para adoptar un modelo de doble materialidad que tenga en cuenta el capital natural en su «core más profundo».

Durante la presentación del informe ‘De los negocios tradicionales a los negocios sostenibles’, que sitúa la sostenibilidad como el «gran hito» de la próxima revolución industrial y que analiza el papel de los datos en el modelo de gobernanza y toma de decisión empresarial, Domínguez ha destacado que generar un impacto ambiental y social positivo será necesario además para la propia existencia futura como corporaciones.

La presentación del informe ha tenido lugar este martes en el encuentro digital de NTT Data ‘Digitalización y Sostenibilidad: El gran reto de la obtención y gestión de datos ambientales como herramienta clave de la transformación sostenible’, organizado por Europa Press.

En el evento, Domínguez ha invitado a todas las empresas a «dar el salto», que inicialmente parece difícil y complicado pero que resultará beneficioso para la empresa y la sociedad.

Si bien ha asegurado que «todas» las empresas en mayor o menor medida están dando pasos en materia de sostenibilidad –un esfuerzo que demanda la sociedad y que las administraciones y organismos públicos están forzando con objetivos «potentes» para los próximos años–, ha admitido que las empresas «no están llegando a lo que se les pide».

Por eso, en su opinión el enfoque no pasa por qué hacer para ayudar al medio ambiente o donde impactar y reducir el riesgo climático, sino en cambiar de modelo para internalizar «todas las cuestiones y criterios» de sostenibilidad, como la economía circular, la biodiversidad, el cambio climático, el impacto agroalimentario o el agua.

El informe expone que en la actualidad las cuestiones relacionadas con capital natural y social de sostenibilidad ya son cuestiones financieras y la tendencia a que sean totalmente interdependientes es «clara». Por eso insiste en que este nuevo enfoque necesita un sistema interconectado donde los riesgos derivados de los grandes retos globales (cambio climático, pérdida de biodiversidad, desigualdad social) puedan ser fácilmente evaluados en base a la información que proporcionan las empresas a través de un modelo de reporte integrado que incorpore la nueva visión de la sostenibilidad.

Domínguez ha expuesto las oportunidades que brinda la transición de los negocios hacia nuevos modelos de producción sostenibles y viables en el tiempo, una estrategia que va directamente ligada a la acción legislativa encabezada por la Comisión Europea y los Fondos NextGen, que dedican gran parte de su músculo financiero a una transición energética ágil y efectiva por parte de todos los Estados miembro.

BUENOS DATOS PARA TOMAR DECISIONES

El estudio aboga por transformar el impacto de la actividad humana en una trayectoria en positivo y recorre los ejes de una estrategia de transformación del sector empresarial partiendo de la base de la sostenibilidad como factor económico y de bienestar con una propuesta de modelo «doblemente material» que considere tanto los impactos del entorno en la compañía como al revés, los de la compañía en el entorno.

Así, ha comentado que el modelo que proponen empresas como NTT Data, en primer lugar se basa en la obtención de datos fiables y rigurosos que sirvan de base para analizar el impacto total tanto el positivo como el negativo en el medio ambiente de las materias primas, el uso de la energía, etcétera, y adoptar una estrategia completa que, además, sea medible, certificable y comparable con el proceso de otras empresas.

«Las empresas van a tener que materializar todos sus impactos en el medio ambiente en sus decisiones estratégicas. Es economía», ha defendido Domínguez, que no observa una resistencia como tal en las corporaciones a las que atribuye una «gran conciencia empresarial como reflejo de la sociedad».

En todo caso, estas reticencias estarían causadas por el desconocimiento de cómo afrontar este paradigma, el temor a un coste alto y un bajo retorno, pero a la larga será crucial para la existencia de la compañía. «Si genero un impacto negativo en la biodiversidad en el futuro no podré disponer de cierta materia prima necesaria para mi producción», ha puesto de ejemplo.

El doble modelo de materialidad, por tanto, implica tener en cuenta la sostenibilidad en todas las decisiones, en la estrategia, en las operaciones, en el negocio de la empresa. Por ejemplo, en una empresa constructora será necesario analizar todos los materiales, su impacto en la producción, su circularidad, su reciclabilidad, el impacto de sus residuos, los materiales que se eligen y los costes económicos, así como mejorar la eficiencia de los diseños y la reducción de los consumos. «La sociedad demanda negocios de crecimiento sostenible y sostenido», ha valorado.

Respecto a los sectores con más dificultad para avanzar en esta transformación, ha observado que quizá sea el sector primario, la agricultura y la ganadería que, precisamente tienen un impacto muy grande en la biodiversidad, el cambio climático y que, precisamente es el menos tecnificado.

En cualquier caso, ha reiterado que las compañías deberán tener en cuenta estos aspectos e introducir la doble materialidad ambiental en todas sus decisiones estratégicas «de abajo hasta arriba», porque es «economía».

Por otro lado, toda esta doble materialidad ha de ser medible para poder influir en las decisiones que adopten los consejos de administración que no solo deberá basar sus decisiones en costes sino en los impactos para tener menor riesgo de biodiversidad como empresa en el futuro. «Es muy importante cambiar el chip. Esto no es solo plantar cuatro árboles», ha aseverado.

En definitiva, la consultora considera que pasar del negocio tal y como es ahora a un negocio sostenible exige una transformación en la forma de medir riesgos, abordar las oportunidades, gestionar información y tomar decisiones que den lugar a nuevos modelos de financiación y entradas de inversión.

Por ello, ha destacado la importancia de recoger datos con herramientas de inteligencia artificial y big data directos e indirectos, también de los proveedores, que se puedan reportar de manera comparable y certificable.

Domínguez ha expuesto que desde NTT Data ofrecen soluciones de análisis de riesgos climáticos, biodiversidad, agua, agricultura y transición energética con los que hacer un buen diagnóstico a través de plataformas y herramientas diseñadas para facilitar la transformación sostenible de las empresas.

De ese modo, ha explicado que la apuesta de sostenibilidad de NTT Data pasa por ofrecer servicios de consultoría e ingeniería ambiental integrando soluciones tecnológicas asociadas por incorporar soluciones tecnológicas que permitan a sus clientes establecer un marco integrado para aumentar la transparencia y el buen gobierno de la empresa y mejorar la información operativa y contable, que incorpore los impactos positivos y negativos y los riesgos sociales y naturales en la toma de decisiones.

Finalmente, ha defendido que cualquier estrategia empresarial basada en datos empíricos relevantes, trazables y certificables podrá reducir costes donde realmente es necesario, incrementar la eficiencia de los procesos, encabezar las oportunidades del mercado y contribuir al desarrollo sostenible desde una posición de liderazgo y aportando valor en dos direcciones: del territorio o sociedad a la empresa y viceversa.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.