La OMS avisa: «Nuestros sistemas de transporte siguen siendo demasiado peligrosos»

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha afirmado que los sistemas de transporte «siguen siendo demasiado peligrosos» y «el futuro de la movilidad debe promover la salud y el bienestar, proteger el medio ambiente y beneficiar a todos».

Así lo ha indicado la OMS, que acoge «con beneplácito» la declaración política que adoptarán los Estados miembros durante la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Seguridad Vial Mundial, que se compromete a reducir las muertes y lesiones por accidentes de tránsito en un 50% para 2030. La reunión tendrá lugar del 30 de junio al 1 de julio de 2022 bajo el lema ‘El horizonte de 2030 para la seguridad vial: asegurar una década de acción y entrega’.

«La seguridad vial afecta a todos. Salimos de nuestros hogares todos los días a caminos que nos llevan a nuestros trabajos, escuelas y para satisfacer nuestras necesidades vitales diarias. Sin embargo, nuestros sistemas de transporte siguen siendo demasiado peligrosos. Ninguna muerte debería ser aceptable en nuestras carreteras. El futuro de la movilidad debe promover la salud y el bienestar, proteger el medio ambiente y beneficiar a todos», ha dicho Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Para el director general de la OMS, «se requerirá un liderazgo transformador de los más altos niveles de gobierno para actuar sobre la Declaración Política para hacer realidad esa visión».

Según los datos de la OMS, en todo el mundo, los accidentes de tránsito actualmente matan a alrededor de 1,3 millones de personas cada año, más de 2 cada minuto, y más del 90% ocurren en países de ingresos bajos y medianos. Los accidentes son la principal causa de muerte de niños y jóvenes en todo el mundo. Más de 50 millones de personas han muerto en las carreteras del mundo desde la invención del automóvil, más que el número de muertos en la Primera Guerra Mundial o en algunas de las peores epidemias mundiales.

«Las muertes por accidentes de tránsito trastornan innumerables vidas y cuestan a los países alrededor del 3 % del PIB cada año», ha señalado Etienne Krug, director del Departamento de Determinantes Sociales de la Salud de la OMS.

Según ha añadido, «este es un precio inaceptable a pagar por la movilidad. Situar la seguridad en el centro de nuestros sistemas de movilidad es un imperativo sanitario, económico y moral urgente. Trabajemos juntos para ampliar lo que funciona, salvar vidas y construir calles para la vida».

En septiembre de 2020, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución para proclamar la Década de Acción para la Seguridad Vial 2021-2030. La OMS y las comisiones regionales de la ONU, en cooperación con otros socios en la Colaboración de Seguridad Vial de la ONU, han desarrollado un Plan Global para la Década de Acción, que se publicó en octubre de 2021.

El plan exige mejoras continuas en el diseño de carreteras y vehículos, mejora de las leyes y aplicación de la ley, y provisión de atención de emergencia oportuna y vital para los heridos. Además, promueve modos de transporte saludables y ambientalmente racionales.

También destaca que la responsabilidad de la seguridad vial va mucho más allá de la salud y el transporte. Los planificadores e ingenieros urbanos deben priorizar la seguridad como un valor central en toda la infraestructura de transporte, mientras que las empresas pueden influir y contribuir a fortalecer la seguridad vial mediante la aplicación de principios de seguridad primero en todas sus cadenas de valor.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.