La pandemia “retrasa” la decisión de tener hijos en España y un 74% no se lo plantea como prioridad en 5 años

La pandemia ha “retrasado” la decisión de tener hijos en España pues ha disminuido el porcentaje de personas (menores de 45 años) que se plantean como prioridad formar una familia en un horizonte de 5 años, que ha pasado de un 40% en 2019 a un 26,3% en 2020. Así, casi un 74% no se lo plantea como prioridad, según el X Barómetro de las Familias en España de The Family Watch.

“A raíz de la pandemia, los índices de natalidad pueden verse disminuidos por la precariedad económica de este segmento –aunque puede que haya un repunte posterior, en el medio plazo–. Si el año pasado un 40% de la población menor de 45 años deseaba tener hijos en un horizonte de 5 años, este porcentaje disminuye a un 26%”, ha apuntado la directora de Investigación de GAD3, Sara Morais, este martes en rueda de prensa.

El estudio, realizado por la empresa de investigación GAD3 y basado en encuestas telefónicas a 605 hogares de todo el país realizadas a mediados de diciembre de 2020, revela que formar una familia sigue a la cola de las prioridades de los adultos de hasta 45 años. Por delante, se encuentran: prosperar en la vida profesional (prioridad para el 89,5%), ampliar los estudios (61,9%) y viajar (58,6%).

La crisis económica y social provocada por la pandemia de la Covid-19 se ha sumado a las situaciones de “precariedad” que ya vivían familias vulnerables y que las empuja a priorizar su carrera profesional frente a la maternidad. “Se ha retrasado la decisión de tener hijos por la situación que nos rodea”, ha precisado Morais.

Además, el 85% de los encuestados considera que en la actualidad existen mayores dificultades para formar una familia. “La decisión de formar una familia se retrasa cada vez más”, ha apuntado la directora de The Family Watch, María José Olesti, añadiendo que “esta crisis demográfica unida a la crisis sanitaria y económica no augura cambios para próximos años”.

“En ningún momento se da un valor desde el punto de vista profesional a la posibilidad de ser madre, más bien al contrario, se penaliza a las mujeres que quieren ser madres”, ha lamentado Olesti.

Además, del barómetro se desprende que la pandemia ha afectado a las familias españolas pues el 65% dice que ha disminuido su calidad de vida y una de cada dos afirma que también ha perdido poder adquisitivo. Además, una de cada seis tiene algún familiar en paro. “Se observa una disminución de la calidad de vida de las familias por el confinamiento”, ha apuntado Morais.

UN 31% DE FAMILIAS NO QUIEREN VACUNARSE

The Family Watch también ha preguntado a las familias si tienen intención de vacunarse contra la Covid-19 cuando les toque y el 60% ha respondido afirmativamente frente a un 31,1% que dice que no tiene intención de hacerlo.

Además, según el barómetro, otra de las cuestiones que más preocupan a las familias españolas es el uso de Internet y los estilos y comportamientos de los menores en la red. Así, 8 de cada 10 hogares considera que “controla” lo que visualizan los menores en Internet y el 78% establece reglas de uso y horarios.

Sin embargo, en caso percatarse de que acceden a contenidos inadecuados, solo el 9,4% aplica algún tipo de sanción, y el 30% le cambia o le apaga el dispositivo, o trata de convencerles de que el contenido al que acceden no es el adecuado para su edad.

Asimismo, las apuestas, el uso de videojuegos o el acceso a pornografía preocupa cada vez más a los hogares. El 93% cree que se deben tomar medidas legales que protejan a los menores de la difusión de juegos de azar online y ven como un peligro la facilidad con la que los menores acceden a este tipo de contenidos.

En este sentido, el estudio pone de manifiesto que la situación de confinamiento no ha ayudado, ya que el 65% de los encuestados reconoce que durante ese periodo se ha accedido “en mayor medida” a contenidos para adultos.

INTERNET SIN JUEGOS ONLINE NI PORNOGRAFÍA

Ante esta situación, el 74% de las familias encuestadas cree que sería una medida clave que cuando se contrate una línea de Internet, esta venga, por defecto, con limitación de acceso a determinados contenidos (pornografía o juegos online), algo que The Family Watch ha solicitado tanto a operadores como a partidos políticos.

“Hemos presentado la propuesta a algunos grupos parlamentarios y algunos son sensibles y quieren proponerlo en el Congreso”, ha apuntado María José Olesti.

Por otro lado, el informe también aborda la imagen de los menores en las redes, especialmente, de las niñas. El 84% de los encuestados cree que es necesario aumentar la legislación que regula la publicidad en la que aparecen menores; el 79% piensa que las muestran como mucho más mayores y el 72% considera que hay una aceptación generalizada de este tipo de imágenes.

“Preocupa la imagen de las niñas en la publicidad, las muestran mayores, dando una imagen idealizada, no real, de la mujer e hipersexualizada”, ha advertido Olesti.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.