La propuesta de obispos belgas de bendecir uniones homosexuales va contra una norma de la Santa Sede, según el Vaticano

ROMA, 21 (EUROPA PRESS)

La propuesta de bendecir a las parejas homosexuales planteada por los obispos flamencos «no fue presentada al Vaticano de antemano» y se opone a una directiva de la Santa Sede, según publica el diario oficial del Vaticano, Vatican News.

«Con esta medida, los obispos flamencos, entre ellos el cardenal Jozef de Kesel, se oponen a una directiva de la Santa Sede», puede leerse en el artículo que recoge la liturgia publicada por los obispos católicos de Flandes que puede utilizarse para la bendición eclesiástica de parejas homosexuales.

En febrero de 2021, el Vaticano prohibió cualquier bendición eclesiástica a las parejas homosexuales, así como cualquier rito comparable al matrimonio entre un hombre y una mujer. «Dios no bendice el pecado», señaló entonces la Congregación para la Doctrina de la Fe en un documento.

Los obispos flamencos son los primeros de la Iglesia que dan luz verde explícitamente a la bendición eclesial de las parejas homosexuales, con un documento que, según el Vaticano, está en abierta oposición al publicado por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede.

El medio oficial del Vaticano cita la información publicada en el sitio web oficial de la conferencia episcopal belga, donde se contempla la bendición de la unión de parejas del mismo sexo y se establece que, en cada diócesis, habrá una persona dedicada a la atención pastoral de las personas homosexuales. No obstante, los prelados belgas precisan que esta bendición estará claramente diferenciada del matrimonio sacramental.

«Durante las reuniones pastorales, a menudo, las personas piden un momento de oración para pedir a Dios que bendiga y perpetúe este compromiso de amor y fidelidad», señalan desde la Conferencia Episcopal Belga en el documento titulado ‘Las personas homosexuales están pastoralmente cerca. Por una Iglesia hospitalaria, que no excluye a nadie’.

Si bien, puntualizan que este momento de oración puede ser sencillo y que «debe quedar clara la diferencia con lo que la Iglesia entiende como matrimonio sacramental». Los obispos flamencos viajarán a Roma la próxima semana para la habitual visita ‘ad limina’, que incluye reuniones privadas con el Papa.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.