La relación entre el tai chi y las afectaciones neurológicas o psicológicas de la mano de David Wael Jarrah Prudencio

Según indican distintos estudios científicos, la práctica regular y constante de tai chi proporciona varios beneficios para la salud. Con respecto a esto, este arte marcial sirve para reducir el estrés y combatir cuadros de ansiedad o depresión. Además, es útil para mejorar el equilibrio y movilidad en pacientes que sufren afecciones neurológicas como el Parkinson.

Ahora bien, para poder aprovechar estos beneficios es necesario contar con el apoyo de un entrenador formado. Para ello, la academia ADN Tai Chi ofrece un curso tai chi que permite convertirse en monitor especializado en esta actividad. Esta organización también organiza cursos intensivos y clases al aire libre.

Beneficios de la práctica del tai chi para pacientes con enfermedades neurológicas

El tai chi ha demostrado ser altamente efectivo en la reducción de alteraciones del equilibrio en pacientes con enfermedad de Parkinson, especialmente en casos leves a moderados. Así lo comprueba un estudio publicado en el New England Journal of Medicine. Además, la práctica constante de este arte marcial ayuda a los pacientes a mantener el equilibrio. Esto mejora la movilidad y reduce significativamente del riesgo de caídas.

En líneas generales, la práctica regular de tai chi contribuye a mejorar la postura general del cuerpo, ya que ayuda a relajar los músculos pectorales y fortalecer los de la espalda. También fortalece los músculos estabilizadores, que se pueden encontrar en las piernas o el abdomen. Esto se debe a que el tai chi es un ejercicio completo que involucra tanto entrenamiento de resistencia como fuerza isométrica, contribuyendo a combatir la pérdida de masa muscular en personas mayores.

Según indican los especialistas de ADN Tai Chi, la práctica recurrente de esta actividad puede mejorar significativamente la calidad de vida y mejorar el bienestar emocional. En parte, esto se debe a que este tipo de entrenamiento mejora la coordinación y la pericia en movimientos diarios. Esto tiene un impacto positivo en la vida diaria, ya que los pacientes pueden realizar tareas cotidianas con mayor facilidad y seguridad.

La importancia de la constancia en el entrenamiento

Los profesionales de esta academia destacan que para obtener todos los beneficios mencionados anteriormente es esencial llevar adelante una práctica constante. En este sentido, es imprescindible que el paciente desarrolle una adherencia al entrenamiento.

Además, es recomendable contar con una buena formación en tai chi y conocimientos de cinesiterapia y acondicionamiento físico para aprovechar al máximo los beneficios de esta práctica milenaria.

A través de ADN Tai Chi es posible acceder a un curso tai chi para ayudar a pacientes con enfermedades neurológicas o afecciones psicológicas. En ambos casos, la práctica constante de esta actividad produce beneficios significativos y permite disfrutar de una mejor calidad de vida.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.