La selección española sigue su proceso de renovación

La selección española dejó muy buenas sensaciones en el Estadio José Alvalade de Lisboa en su amistoso internacional ante la selección portuguesa, que concluyó con empate a cero, pero que pudo caer del lado de cualquiera. El seleccionador nacional de fútbol, Luis Enrique volvió a confeccionar un once inicial muy joven en el que destacó la pareja de centrales liderada por Eric García y Diego Llorente y la vuelta al combinado de Sergio Canales, que fue uno de los hombres que más brilló durante la primera mitad.

Enfrente, una Portugal encabezada por Cristiano Ronaldo plantó cara a España e incluso fue superior en varias fases del encuentro, estrellando dos disparos en el larguero en los minutos finales del partido, aunque el resultado de empate fue lo más justo. Este encuentro amistoso también sirvió para presenciar el debut de Adama Traoré y de José Campaña. El extremo demostró velocidad y verticalidad desde el flanco derecho del ataque de la selección, mientras que Campaña se hizo con el timón del encuentro y fue el encargado de ejecutar todas las acciones a balón parado del equipo de Luis Enrique, demostrando el por qué es una de las revelaciones de La Liga Santander.

El toque curioso del primer amistoso de España en este parón es que enfrentó a los dos países que comparten candidatura para el Mundial de fútbol de 2030, y que son líderes en sus grupos según las apuestas de fútbol de Betway, con una cuota de 1,57 euros para España como campeona del Grupo A4 de la Liga de Naciones, cifra seleccionada a 16 de octubre de 2020. A lo mejor esta es la generación que vuelva a devolver la ilusión a la afición, que ya conmemoró en la Plaza de Colón la consecución de su único mundial y que quiere volver a repetir gesta lo antes posible.

Una profunda renovación que sigue siendo muy competitiva

Es habitual en las listas de Luis Enrique encontrar novedades y alguna sorpresa de algún jugador que no entra en las quinielas de los aficionados al fútbol. En la última convocatoria del técnico asturiano, que utilizó a la marca Seat, vehículo oficial de la selección, para dar la lista de convocados, ha entrado José Campaña, tras haber realizado un extraordinario inicio de temporada con la UD Levante. El seleccionador visitó una de las sedes de la marca española de vehículos y puso el nombre de los convocados en matrículas de coches.

El mediocentro exfutbolista del Sevilla FC fue de lo más destacado en el primer encuentro de preparación, pero sin duda la sensación de esta concentración ha sido Adama Traoré.

La nueva selección de Luís Enrique disputó su último encuentro de la Liga de Naciones en Kiev, en el Estadio Olímpico donde España guarda un grato recuerdo de aquella Eurocopa 2012 de la que solo sobreviven Sergio Ramos, Busquets y Jesús Navas. Un equipo renovado pero que lidera el grupo A4, demostrando seguir siendo extremadamente competitivo.

Adama Traoré, un milagro de la genética

Ha sido el último en debutar, pero uno de los debuts más esperados. En los minutos que tuvo sobre el terreno de juego de Lisboa, fue un puñal en la banda derecha del ataque de la selección, y suyas fueron las mejores acciones de peligro de la segunda mitad.

En rueda de prensa fue preguntado por el encuentro, sus sensaciones, pero también por su espectacular forma física, para la que Adama Traoré no tuvo ningún reparo en responder y contar sus secretos. Lejos de lo que la gente pueda pensar, el extremo catalán no hace pesas, sino mucho trabajo de core, y sobre todo lleva unos buenos hábitos alimenticios, la base para evitar lesiones y cuidar al cuerpo. Un auténtico milagro genético ante la evidente masa muscular que exhibe el jugador de los Wolves.

Aunque Luís Enrique le ha probado de momento más como revulsivo que como pieza importante en el once inicial de la selección, el asturiano ya ha dejado claro que cuenta con él tanto en un rol como en otro. Contra Ucrania fue titular y dejó claro que tiene capacidad para estar en un club grande. Quizá dentro de poco le podamos ver en la liga española, de la cual Orange ha adquirido lo derechos televisivos recientemente.

Tiene trabajo por delante Luis Enrique para acoplar las nuevas piezas de su puzzle con los pesos pesados del vestuario, en el cual se siguen manteniendo hombres como De Gea, Sergio Ramos, Busquets o Gerard Moreno. Este último, sin ser tan veterano ni llevar tantos partidos como internacional, se ha convertido en el único delantero fijo en los planes del seleccionador, por lo que hay que elevar al futbolista del Villarreal al rango de hombre importante en la selección española, que volverá a concentrarse en noviembre para los encuentros de la Liga de Naciones que le medirán el 11 de noviembre a Holanda , el 14 a Suiza y el 17 a Alemania como plato fuerte para ver hasta donde han progresado los pupilos de Luis Enrique.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.