La Superliga Europea, una idea con poco recorrido

La pasada noche del 18 de abril de 2021 será recordada para siempre como el día que salió a la luz de manera oficial la creación de “La Superliga Europea”, tras un nocturno y escueto comunicado que publicaron 12 de los clubes más poderosos de Europa. En él participaron 6 equipos ingleses, 3 españoles y 3 italianos, y el formato de competición estaba reservado para 15 clubes de manera permanente más 5 invitados por méritos cada temporada.

La creación de esta Superliga supondría para Florentino Pérez, presidente fundador de la idea, la salvación económica del fútbol, algo que según el máximo mandatario del Real Madrid, es algo que lleva sucediendo desde hace tiempo y que requiere un cambio radical para la viabilidad de las competiciones nacionales e internacionales en un futuro próximo. En conclusión, lo que estas 12 potencias europeas proponen son más ingresos para sus clubes en detrimento del resto de equipos del planeta.

El tradicional formato de UEFA Champions League, en la que se participa por méritos deportivos, está obsoleta para algunos, pero lo cierto es que tiene mucho tirón a nivel televisivo, y los equipos cada temporada planifican sus objetivos con esta competición como máximo éxito a alcanzar. De los 4 equipos que sobreviven actualmente, 3 figuraban entre los 12 clubes fundadores, a excepción del PSG, rival del Manchester City en semifinales, y una de las mejores apuestas deportivas para alcanzar el título esta temporada con Pochettino en el banquillo.

Respuesta contundente de La Liga

Javier Tebas, presidente de La Liga, publicó días más tarde un comunicado en el que rechazaba enérgicamente la propuesta de la Superliga Europea, calificándola de secesionista y elitista, e instando a los 3 clubes españoles a abandonar la idea.

En él, también transmitían al resto de clubes españoles su intención de luchar con todas las herramientas disponibles para detener esta propuesta y así proteger los intereses de todos los clubes españoles, ya que de otra manera, estarían dejando enriquecerse a los más poderosos en detrimento del resto de equipos españoles.

Espantada de los clubes ingleses

 

Durante el pasado martes 20 de abril, todos los clubes ingleses abandonaron la Superliga Europea, algunos incluso pidiendo perdón a sus aficionados, como fue el caso del Liverpool, pero lo más importante, dejando en la estacada a clubes españoles e italianos, que se quedaban de golpe sin el apoyo de la mitad de las entidades fundadoras.

La situación parece insostenible, y todo apunta a que la propuesta de estas potencias del fútbol inglés, italiano y español va a tener poco recorrido. Eso sí, pone sobre aviso a la UEFA, que temporada tras temporada es la máxima beneficiada de todo lo que producen estos clubes, y que deberá ser más generosa de aquí en adelante con el reparto de beneficios, porque Florentino Pérez, precursor de esta iniciativa, no descansará hasta ver que su equipo, el Real Madrid, recibe unos ingresos acordes a todo lo que genera.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.